Encuentro bilateral con Chile antes de la visita al Papa.

Trece ministros chilenos se reunirán con sus pares argentinos el próximo jueves 6 en el Palacio San Martín. Será en el marco de una inédita reunión bilateral bajo el auspicio de Cristina Kirchner y Michelle Bachelet, quienes desde su encuentro de diciembre pasado para conmemorar los treinta años de la mediación papal que permitió destrabar el conflicto bilateral por el Beagle, siguen dando pasos de "paz, amistad e integración", dijeron a este diario en la Cancillería.
Las mandatarias coronarán su seguidilla de gestos con el viaje que harán al Vaticano y su encuentro conjunto con el Papa Benedicto XVI, que según supo Clarín ya estaría agendado para las 9 de la mañana del 28 de noviembre.

De acuerdo a lo pactado por los cancilleres Jorge Taiana y Mariano Fernández cuando el chileno estuvo en Buenos Aires, los dos gabinetes buscarán ni siquiera evitar los temas que han sido ríspidos ¿como el energético¿ pero se abocaran a las comunicaciones, a la interconexión e integración física de los dos vecinos. Se ampararán en el Tratado de Integración firmado entre los dos países, y que es complementario del Tratad de Paz y Amistad, que buscan que intensifique y que tenga continuidad de Estado. De hecho Bachelet saldrá del poder a principios de 2010.

Las cancillerías, las secretarías de culto y el Vaticano trabajan en estas semanas para definir por completo el programa que comenzará con la recepción por parte de Benedicto XVI a ambas, a las que dedicará una palabras sobre lo que representó la única mediación exitosa del papado de Juan Pablo II. No hay memoria de que dos presidentes estuvieran juntos con el Papa en una situación similar, es decir, la resolución del conflicto de dos países que, viviendo en dictadura, casi van a la guerra, en 1978. Las dos presidentas harán una recorrida por el Vaticano y almorzarán con el secretario de estado Vaticano Tarcisio Bertone, donde también estarán cancilleres y una reducida comitiva. Pero a su vez cada una mantendrá sus propios encuentros privados con el Papa.

Los gobiernos de los Kirchner han mantenido varias diferencias con la Iglesia. En el último tiempo, estas se deben a las denuncias eclesiásticas sobre la cantidad de pobres que hay en la Argentina y que han sido tema permanente entre el cardenal Jorge Bergoglio, el Episcopado argentino y el propio Bertone.

Comentá la nota