De encubierto, los municipios recibieron un 15% más

Se hizo cuando el Gobierno envió a Diputados el proyecto de subsidio a municipios. Desglosada la cifra total, se encuentra que hay un 15% extra para cada administración municipal, cuyo destino era pagar aumentos a contratados y planta política.
Nadie dijo nada ni se levantó demasiado polvo. Es que los 19 jefes comunales acordaron con el Ministerio de Hacienda de la provincia y con el Gobernador percibir una partida extra para ser destinada a cubrir los incrementos salariales de los contratados y de la planta política. La cifra fue encubierta en el total que se les terminó dando luego en el subsidio de $5.200.000 que la Cámara de Diputados aprobó hace dos semanas atrás.

De esta manera cada uno de los intendentes recibió un 15% más de lo que les correspondía, por la cantidad de empleados de planta permanente que tienen trabajando en sus administraciones. Por consiguiente recibieron, en total y sin discriminar, unos $650.000 aproximadamente para destinarlos a contratos y cargos políticos que tienen. Por consiguiente, del total otorgado cabe aclarar que unos $4.550.000 corresponden a los fondos destinados a la planta permanente de las administraciones municipales y el resto quedaba a disposición de los jefes comunales para que los asignaran a los contratados y planta política o para que los asignaran adonde creyeran necesarios.

“No salió discriminado en el proyecto original, sino que se aprobó un monto global y general destinado a cada uno de los municipios. Ese 15%, que previamente habían acordado el Gobierno y los intendentes, quedaba a disposición de cada jefe comunal para lo que necesitasen. No se hizo discriminado el monto para evitar inconvenientes con los gremios”, aclaró el presidente de la bancada oficialista, Daniel Tomas.

La cifra pasó sin inconvenientes la sesión de la Cámara de Diputados hasta que se presentaron algunos intendentes a reclamar más recursos, ya que los asignados no alcanzaban para nada, según manifestaron en su momento.

Pero los ánimos se caldearon cuando algunos intendentes salieron a decir que el dinero no les alcanzaba para poder materializar el aumento salarial general a sus empleados, es decir la planta temporaria también. Esto generó la molestia de algunos funcionarios del Ejecutivo provincial que entendieron estas manifestaciones como poco felices y fuera de lugar.

Preludio de un debate más amplio

Cada vez que la Provincia tiene que enviar fondos a los municipios siempre hay algunos que entienden ser víctimas de una distribución inequitativa, y en esta oportunidad no se presentó un escenario distinto, todo lo contrario.

En esta nueva edición del debate, los índices utilizados fueron el eje de las críticas, por lo que la necesidad de ponerse a discutir sobre una ley de coparticipación parece ser una necesidad que está empezando a transformarse en básica para los intendentes. VM.GM.

Comentá la nota