Encontramos comprensión y colaboración en las entidades de los prestadores dice Aguilar

Las conversaciones y el compromiso asumido por el gobierno provincial en el conflicto entre los prestadores médicos y el Insssep, lograron desactivar lo que era un seguro corte del servicio ante las dificultades en el pago que se vienen registrando.
El ministro de Economía Eduardo Aguilar, resaltó que encontraron gran voluntad de cooperación tanto de Federación Médica como de Clínicas y Sanatorios, quienes "comprendieron las dificultades financieras por las que atraviesa la provincia y que por esa razón se dificulta solventar todo el déficit que arrastra el Instituto de años".

El funcionario dejó claro que "lo que hicimos es asegurar un cronograma de transferencias al Insssep que será directamente aplicado a cancelación de deudas con las entidades, que será una transferencia en el orden de 6 millones de pesos mensuales y adicionalmente habíamos acordado previamente avanzar en un convenio por el cual la provincia asumirá los costos de interés de un crédito otorgado por el Banco del Chaco en función de la demora en el pago que sufrieron los prestadores como consecuencia de esta situación financiera".

Dejó claro que a partir de esta situación los prestadores tuvieron que pagar intereses a sus cuentas por lo que "nos parece lógico que como esto se origina en dificultades financieras de la provincia, es importante que se lo pueda asumir ya sea directamente o a través del Instituto. Esto lo comprometimos, fue un acuerdo al que llegamos el lunes y estuvimos mirando el convenio que será suscripto a la brevedad. Pero lo más importante es el cronograma de transferencia al Insssep que dará cierta certidumbre respecto del momento en que el Instituto va a poder cancelar parte de sus obligaciones".

Aguilar en todo momento expuso que "la gente de Federación Médica que en principio había avanzado con la idea de un corte de servicio, fue muy voluntariosa en levantar esta propuesta y quedamos en seguir trabajando".

Más allá de esto dijo que "acá hay un problema y una discusión de fondo respecto del déficit del Instituto y la capacidad de la provincia para solventarlo. Hemos manifestado a los prestadores que en realidad el Instituto pasó a tener mucha más facturación de los prestadores, facturaciones del conjunto que está entre 21 y 23 millones de pesos que triplica lo que se venía ejecutando hasta el 2007. Hay una estructura de gastos que genera el déficit del Insssep que tenemos que readecuar en función de la capacidad de la provincia para solventarlo".

Según las estimaciones de la provincia el déficit está en 270 millones de pesos, pero sostienen que el efecto de algunas leyes recientes podrían incluso multiplicar esa cifra, por lo que "en circunstancias como las que atravesamos con gran caída de los ingresos se hace difícil poder solventar, por eso es necesario ser extremamente responsables cuando se votan o ponen en marcha nuevos beneficios juibilatorios, porque hay que recordar que las dos cajas obra social y jubilatoria- son solidarias entre sí, una financia el déficit de la otra y en consecuencia termina repercutiendo sobre la capacidad de brindar servicios prestacionales plenos".

Comentá la nota