¡Lo encontramos a Carossi!

Durante toda la jornada de ayer, ante los hechos que son de público conocimiento, donde empleados municipales fueron reprimidos violentamente mientras se manifestaban en el hall del edificio a la espera del resultado de una reunión entre ATE y representantes del Departamento Ejecutivo,
el gran ausente era nada más y nada menos que el propio Intendente municipal, todos se preguntaban dónde está, solo se comunicaba con sus secretarios a través del celular.

Luego de los disturbios cito a los referentes gremiales a una reunión y más tarde hizo lo mismo con miembros de su gobierno. Lo curioso fue el lugar; mientras en el municipio ardía Troya, Carossi, estaba en una confitería céntrica.

Comentá la nota