Encendida defensa del intendente de Ramallo a Héctor Gutiérrez.

El jefe comunal de la vecina localidad respaldó a su par de Pergamino y se solidarizó por las acusaciones públicas que se desencadenaron días pasados. Fustigó a quienes utilizan prácticas políticas para descalificar a las personas. También valoró "el gesto de ‘Cachi’ de dar un paso al costado para facilitar los acuerdos".
El intendente de Ramallo, Walter Ariel Santalla, salió a defender a su par de Pergamino, Héctor "Cachi" Gutiérrez, tras las acusaciones públicas sufridas por el jefe comunal de Pergamino.

Santalla y Gutiérrez comparten el espacio político dentro del ConFe que lidera Julio Cobos.

El siguiente es el diálogo telefónico que Santalla mantuvo con LA OPINION.

- ¿Qué es lo que dejaron las acusaciones sufridas por el intendente Gutiérrez?

- El sabor amargo de saber que en política pareciera que, en procura de ocupar espacios, vale cualquier cosa, donde se puede acusar a una persona que el propio fiscal de la causa dice que no está ni imputada ni procesada. Así que esto obviamente es lamentable porque también resulta curioso que la explosión mediática del tema suceda muy cerca del cierre de listas y si no tengo un mal entendido, esto data de dos años atrás así que esperemos que este tipo de cosas no vuelvan a suceder porque después de producido el efecto resulta muy difícil limpiar el buen nombre y honor de las personas. Todo esto ya ha sucedido en anteriores elecciones con otros candidatos o precandidatos, así que mi solidaridad con el intendente Gutiérrez, que supongo que debe estar pasando un momento bastante malo por esto.

- Por qué se supone que pasó, ¿fue contra Gutiérrez o contra el sector que representan?

- Creo que hoy ya es anécdota, el propio intendente lo ha dicho, no vale la pena seguir analizando las cosas, pero sí alertar sobre este tipo de metodologías. Creo que hay una mezcla de ambas situaciones: algo de encono personal y algo de disputa por espacios en las listas, pero lo importante hoy es sacar enseñanzas de esta situación. Duele también y debo ser sincero sobre que me parece que se ha utilizado alguna denuncia de una religiosa para esto y que quiero creer que involuntariamente ha participado porque alguien que uno respeta por su lucha permanente por los derechos humanos, por los derechos de los niños, la verdad que nosotros estamos muy dolidos por todo lo que ha sucedido porque el intendente Gutiérrez no era candidato a diputado por ambición o por elección propia sino porque el resto habíamos coincidido que era el que mejor representaba a nuestro espacio en la provincia de Buenos Aires y específicamente quienes vivimos en esta región entendíamos que podía representar cabalmente los intereses de esta región. Pero hoy se ha reelaborado la lista, y lo que queda como saldo amargo es el dolor de que el desprestigio de las personas a veces parece ser la forma de hacer política en lugar del debate de las ideas.

- ¿Pues usted entiende que este desprestigio es sólo por política?

- Pareciera que sí, esperemos que algún día pudiéramos entender que lo que la gente está esperando es otra cosa, dirigentes políticos racionales, capaces de sentarse en una mesa de diálogo y consensuar cosas para resolver los muchos problemas que tiene este país y que se han acentuado en los últimos tiempos y no que pareciera que la política es un enorme ring o reality show donde lo único que importa es encontrar la fórmula más imaginativa para tratar de destruir al otro y pareciera que el más vivo es el que descalifica mejor o encuentra el epíteto más fuerte para tratar de eliminar al otro, esta es la lección que a uno le queda de todo esto.

- ¿Han analizado internamente este caso?

- Estuvimos reunidos con el intendente Gutiérrez y el intendente (de San Pedro) Mario Barbieri. Nosotros seguimos apostando a la construcción de un espacio conjunto donde obviamente el reparto en las listas legislativas es parte de esa construcción conjunta y no debe agotarse en lo que es la elección del 28 de junio, sino que tiene que ir mucho más allá pensando en las elecciones del 2011, donde el desafío es construir una alternativa. Este tipo de cosas como forma de discusión interna realmente no ayuda a generar la confianza que hace falta para todo esto, porque incluso haber escuchado a diputados de la Coalición Cívica, fundamentalmente en la forma que han tratado el tema a uno lo pone de bastante mal humor e incluso algunas palabras subidas de tono de la hermana Marta Pelloni tampoco han ayudado en este tema. Yo lo conozco desde hace muchos años a Gutiérrez, podrá tener pilas de defectos pero consumidor de servicios sexuales infantiles no me lo imagino o drogándose tampoco.

- ¿Cómo evalúa la decisión de Gutiérrez de "bajarse" de la lista?

- Esto lo quiero destacar, porque ante la sola duda de lo que había sucedido con su persona, "Cachi" en un gesto que lo dignifica porque no todo el mundo lo hace, fue el primero en decir que daba un paso al costado para facilitar los acuerdos, así que me parece que eso también hay que reconocerlo.

Comentá la nota