Encendida defensa del Gobierno en el Senado de la eliminación de las jubilaciones privadas

"Recuperamos el principio solidario que todo sistema previsional debe tener", dijo Tomada ante las comisiones de Previsión y Presupuesto; el kirchnersimo aspira a dar dictamen el miércoles y discutir el proyecto, que ya tiene media sanción de Diputados, el jueves de la semana próxima
Apurado por el ritmo que imponen las órdenes y la urgencia de la Casa Rosada, el Senado inició hoy el debate por la eliminación de las jubilaciones privadas que el viernes pasado obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados con amplia mayoría.

La discusión del proyecto que impulsa el Gobierno comenzó formalmente esta tarde con el inicio de las consultas del plenario de las comisiones de Previsión y Presupuesto, que esta vez se realizará en el tiempo récord de tres días. Los protagonistas serán el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el director ejecutivo de la Anses, Amado Boudou.

En ese sentido, el titular de la cartera laboral hizo una férrea defensa del proyecto. "Estamos poniendo en marcha una transformación histórica. Recuperamos el principio solidario que todo sistema previsional debe tener", dijo en el plenario de comisión Tomada.

"Hoy vemos que la crisis golpea a los aportes de las AFJP. Que hoy provoca pérdidas que necesitan de una solución inmediata. No hay tiempo que perder", arengó a los legisladores el ministro.

Y añadió: "Podríamos haber esperado. Otra forma peor que hubiera acarreado más incertidumbre a nuestro pueblo. No podemos actuar livianamente. Si hubiésemos sido especulativos, hubiéramos esperado y dejado caer a dos o tres AFJP. A nadie le puede sorprender hoy que en las circunstancias actuales hagamos esta medida".

Entre las justificaciones que esgrimió para resaltar las bondades del proyecto que envió al Parlamento la presidenta Cristina Kirchner, el funcionario sostuvo que los jubilados "van a cobrar mejores jubilaciones".

"Podrán decir que faltan detalles o se requieren mayores precisiones, pero lo esencial está. Ahora no se puede ni se debe esperar. Hoy la ley dice que el primer objetivo es pagar las jubilaciones, para eso se acumulan los fondos. Luego invertir para sostener los valores", destacó Tomada.

Explicaciones oficiales. En realidad, las exposiciones de ambos serán tan sólo para cumplir el trámite, ya que la orden de la Casa Rosada es no aceptar ningún tipo de cambio al proyecto aprobado por Diputados el viernes último.

Así lo ratificó el kirchnerista Fabián Ríos (Corrientes), titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, ante una consulta de LA NACION.

Agenda. Tras el paso de Tomada y Boudou por el Senado, el cronograma de tratamiento del proyecto continuará mañana a las 14, para cuando fueron invitados a exponer sus puntos de vista el titular de la Unión de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (Uafjp), Sebastián Palla, y el especialista en derecho previsional Guillermo Jáuregui.

La última jornada de debate será pasado mañana. A partir de las 10, concurrirán un grupo de economistas cuya presencia fue reclamada por el radical Gerardo Morales, quien en su condición de presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión tendrá a su cargo el manejo del debate.

Ese día, entonces, concurrirán Javier González Fraga, Aldo Ferrer y Oscar Cetrángolo. También asistirá el defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino. La jornada final, no obstante, será inaugurada por la exposición del defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino.

Números en orden. La urgencia oficialista responde a que la Casa Rosada quiere ver el fin de las AFJP convertido en ley el miércoles de la semana próxima. Para ello, buscará dar dictamen a la iniciativa pasado mañana.

El kirchnerismo encara la discusión en el Senado confiado. Según los cálculos de la bancada que preside Miguel Pichetto, de los que dio cuenta LA NACION, el oficialismo cuenta con los votos necesarios como para convertir la reestatización jubilatoria en ley sin dificultades.

Según ese conteo, al a los legisladores kirchneristas, que son mayoría en la Cámara alta, se sumarán los legisladores aristas de Tierra del Fuego, los socialistas y algunos justicialistas críticos.

Comentá la nota