Ence podría cancelar su proyecto para instalar una pastera en Uruguay

Ence podría cancelar su proyecto para instalar una pastera en Uruguay
Sería por problemas para conseguir financiamiento. En la empresa lo negaron.
Los ambientalistas contrarios a la instalación de plantas de celulosa en la región pueden empezar a entusiasmarse porque la empresa española Ence cancelaría en breve la construcción de su pastera en Uruguay, la que originalmente iba a levantarse en Fray Bentos --cerca de Botnia--, locación que hace dos años cambió por Punta Pereira, en el departamento de Colonia, a un costo de US$ 1.250 millones y que, según estimaban en Ence, estaría operativa en septiembre de este año.

"La compañía no tiene financiación para acometer el proyecto en Uruguay, le faltan cerca de 600 millones de euros. Por eso estuvo, y aún está, buscando un socio a quien venderle parte de sus activos o todo el proyecto", aseguró a Clarín una alta fuente de Ence en España. De hecho, a fines de enero, Ence reconoció que seis grupos internacionales habían mostrado interés en unirse a su proyecto en Uruguay, donde hace meses circulan rumores varios en tal sentido. Este diario pudo confirmar dos de ellos: el primero fue un contacto que tuvieron Ence y Stora Enso, con el fin de realizar una alianza estratégica que no prosperó; y el otro fue con la empresa brasileña Votorantim Celulose e Papel (VCP). "A los directivos de Ence les va a ser muy difícil encontrar un socio que le interese comprar todo el proyecto o que no pida el 51% del paquete accionario, o sea, el control; de no hallarlo, seguramente abandonará la idea de construir la pastera en suelo uruguayo, proyecto para el que ya invirtió cerca de 200 millones de dólares", agregó la fuente.

Desde la gerencia de comunicaciones de Ence en Uruguay negaron rotundamente de que la empresa tenga problemas para financiarse y que fuera a cancelar el proyecto: "En abril se firmó un crédito para cubrir las obras; hoy en Punta Pereira se está trabajando a full", aseguró días atrás su vocera. Ayer, Clarín no pudo ubicarla.

En noviembre de 2008, una delegación de Ence encabezada por su presidente Juan Luis Arregui, visitó a jerarcas del Gobierno uruguayo, a quienes aseguraron que el proyecto "iba viento en popa", pero que deberían retrasar un poco su ejecución "debido al actual descalabro financiero mundial". Esto no sorprendió al ejecutivo oriental, teniendo en cuenta que el impacto de la crisis en las inversiones españolas ha sido, hasta el momento, bastante importante. Pero según la fuente consultada por este diario, "la gestión del proyecto y de la compañía es caótica y desde principios de 2008 saben que no tienen financiación, aunque ahora 'se les apareció la virgen' y tienen una muy buena excusa", aseguró.

En tanto, Félix López, director financiero de la compañía Atlas Capital, dijo desde Madrid a Clarín que la caída de las acciones de Ence ha sido espectacular, superior a la media del mercado y esto la perjudicaría para conseguir el financiamiento.

Comentá la nota