ENCE modificó el cronograma de obras y Botnia ajusta su producción

Por la crisis financiera, la empresa española informó que podrá demorar la apertura y puesta en marcha de la planta papelera que levanta en la localidad uruguaya de Conchillas, prevista para fines de 2009.

La Empresa Nacional de Celulosa de España (ENCE) comunicó al gobierno uruguayo que modificará el cronograma de obras de la planta que construye en ese país, mientras que la finlandesa Botnia adelantó que ajustará la producción pastera a la demanda existente de celulosa.

ENCE informó a las autoridades que “debido a las condiciones que presenta el nuevo entorno económico y de mercado”, la firma podrá demorar la apertura y puesta en marcha de la planta que levanta en la localidad uruguaya de Conchillas, prevista para fines de 2009.

Mientras tanto, el gerente general de la firma finlandesa Botnia, Ronald Beare, aseguró al periódico El Observador que debido a la crisis “se va a dar una corrección de la oferta a la demanda existente” de celulosa.

Beare no precisó en cuánto ajustará la producción la compañía que, desde su puesta en funcionamiento, superó el millón de toneladas producidas, mientras que el precio internacional de la pasta de celulosa cayó de 800 a 400 dólares la tonelada en los últimos tres meses.

En tanto, la empresa española ENCE que preveía abrir su planta en Uruguay a fines de 2009, renegocia los contratos con los principales proveedores para ganar rentabilidad en un “entorno de caídas de precios de los materiales de construcción”.

ENCE construye cerca de Conchillas, al borde del río Uruguay, límite natural con la Argentina, una planta con capacidad para producir un millón de toneladas por año y energía eléctrica a partir de biomasa.

Comentá la nota