Encargaron 1.000 tarjetas para el PJ y le pasaron la factura al Concejo.

La Presidencia se negó a pagar la cuenta y se la pasó al bloque de PJ. Las había pedido el concejal Rojas, que al final se hizo cargo.
El 2 de marzo llegó a la presidencia del Concejo Deliberante una factura que causó sorpresa. Era de la fotocopiadora Zanini. Entre los trabajos realizados para el Legislativo aparecían tarjetas de fin de año por 1.100 pesos más IVA. Lo curioso es que esas tarjetas no llevaban el membrete del Concejo ni de los bloques. Tenían el logo del Gobierno de la Provincia y el escudo del justicialismo.

Como el trabajo aparecía encargado por el peronismo, el área contable de la Presidencia le envió a Víctor Núñez, jefe del bloque opositor, una nota en la que le comunicaba que había llegado la factura 0001-167. Allí estaba incluida la elaboración de mil tarjetas de fin de año. "Fueron solicitadas por vuestro bloque por un valor de 1.100 pesos + IVA. Razón por la cual, y al no manifestar el origen de la autorización expresa desde la Presidencia del Concejo para su elaboración, y en concordancia con el elevado costo de las mismas, no se derivarán fondos del presupuesto del Concejo para el pago de las referidas por resultar improcedente", dice la nota que envió la contadora María Hebe Salinas, asesora administrativa contable del Concejo.

"No faltes"

Las tarjetas eran, claramente, partidarias. En el margen izquierdo superior aparece el logo del Gobierno provincial "Córdoba Entre Todos" y el tradicional escudo del PJ. Y el texto dice: "Cumplimos un año de importantes realizaciones en el Gobierno de Córdoba. Somos parte de la Mesa Política del Justicialismo de Río Cuarto (...) Por la necesidad de compartir razones comunes y de brindar con fraternal esperanza, todos los Compañeros peronistas nos juntamos el viernes 5 de diciembre de 2008, a la hora 20.30, en el salón de actos del Partido Justicialista. No faltes".

Ni bien recibió la notificación, Núñez le preguntó a la Presidencia, por nota, quien había encargado y retirado las 1.000 tarjetas de fin de año.

El mismo día en que Núñez envió la nota, la contadora Salinas, del área contable, le contestó que la impresión de las tarjetas navideñas fue autorizada por Ronan Carreras a solicitud del concejal Ricardo Rojas.

Ni el Concejo ni el bloque del PJ aceptaron pagar la cuenta que Rojas había autorizado.

Consultado por este diario, el concejal justicialista manifestó que la deuda ya fue cancelada, que la pagaron él y unos "compañeros".

"Eso ya fue solucionado. La pagamos durante este mes aunque yo nunca supe que le habían pasado la factura al Concejo Deliberante". manifestó Rojas, que fue candidato a presidente del bloque opositor.

Lo cierto es que la factura llegó al Concejo. "Si no teníamos un área contable, que está controlando todo permanentemente, la factura pasaba. Íbamos a tener que pagar más de 1.300 pesos", manifestó una fuente del Concejo.

Según Rojas, todo quedó aclarado pero la factura existió y no se pagó porque saltaron los controles internos.

Comentá la nota