Se encarecen las vacaciones: los pasajes de micro subieron hasta 50%

Destinos como Mar del Plata, Iguazú o Córdoba son lo más afectados. Así, la venta de tickets cayó un 30%. Se estima que se darían nuevas alzas de hasta 15% en los próximos días
A pocos días de que muchos argentinos comiencen sus vacaciones, una noticia poco alentadora se instaló en el mercado.

Los pasajes en micro de media y larga distancia se incrementaron casi de un día para el otro hasta un 50%, con pisos del 25 por ciento.

Esta situación, que se comenzó a evidenciar con el último fin de semana largo y que se hizo más fuerte con la cercanía de las fiestas de fin de año, incluso se podría potenciar.

En el sector no descartan que, en la medida en que las vacaciones de verano se acerquen todavía más, el valor de los pasajes sufriría un nuevo retoque, cercano al 15%. Sin dudas, una medida poco feliz en tiempos en los que los bolsillos de los consumidores se resienten cada vez más.

Los aumentos se aplicaron sobre la totalidad de los servicios con los que cuentan las empresas de transporte que tienen sede tanto en la terminal de Retiro como en el interior del país.

De todos modos, los destinos más buscados por el turismo fueron aquellos que más subieron su cotización, como Mar del Plata (junto a toda la Costa Atlántica), Córdoba, Bariloche, Iguazú, Salta y Mendoza.

Las consecuencias de esta medida ya están a la vista. La venta de pasajes se resintió, a tal punto que entre las firmas del sector admiten que el expendio de boletos marcó en los últimos días una baja del 30% respecto de las cifras que se mostraban a comienzos de diciembre de 2007.

Así, los turistas recorren diferentes ventanillas en busca del mejor precio, aunque en muchos casos se van con las manos vacías ya que el desembolso que deberían realizar es mayor al previsto.

¿Otra muestra del cambio de hábito producido por el incremento de precios y la crisis mundial? Hasta el año pasado, noviembre era el mes en el que llovían las reservas. Ahora, muchas empresas se quejan de que el nivel de compras previas es realmente bajo.

Una primera impresión sobre la justificación de esta medida lleva a pensar que el simple hecho de aprovechar la mayor demanda de pasajes llevó a los empresarios a mover los precios de las pizarras. Lejos de negarlo, y aunque siempre en off, en el sector dicen que se vieron “obligados” a hacerlo, ya que “es una forma de recuperar la rentabilidad y la competitividad en un mercado que cada día está más complicado por la monopolización”.

Con este nuevo esquema ya implementado, un pasaje a Mar del Plata –en promedio–, si se toma el servicio “cama-suite”, cuesta hoy entre $ 85 y $ 90, desde los $ 59 y $ 65 que había que pagar el 15 de noviembre pasado.

El camino inverso

En los micros que salen del interior y arriban a Retiro también se ven cambios.

Por ejemplo, hoy es hasta $ 50 más caro realizar un viaje que va desde Corrientes a Capital Federal. En muchos casos, el costo puede crecer hasta los $ 180.

Lo mismo ocurre desde Río Negro. Para hacer el trayecto entre localidades de esa provincia con la terminal porteña de Retiro se pueden pedir en las ventanillas hasta $ 170, hasta un 48% por encima de lo que cobraba hasta fines del mes pasado.

Algo mejor les fue a los micros que parten desde provincias como Chaco, Formosa o Santiago del Estero, donde “sólo” se verificaron aumentos de los pasajes en torno del 25%.

Estos movimientos están bastante lejos de lo que había dispuesto la Secretaría de Transporte en septiembre pasado. Por aquel entonces, se había dado el visto bueno para aplicar un incremento del 10% para los servicios “cama-ejecutivos” y “cama-suite”. Para los enmarcados dentro de la categoría “común” y “semicama” la suba podría ser del 25%

Comentá la nota