Encadenados. Sigue la protesta de ‘no médicos’ y hacen huelga de hambre.

La situación en cuanto a la protesta parece complicarse día tras día, debido a que el gobierno no estaría dispuesto a recibir a los manifestantes mientras continúe esa modalidad de protesta social. Los manifestantes encadenados a la Catedral iniciaron este viernes una huelga de hambre.
Los trabajadores ‘no médicos’ del hospital Vera Barros que se encadenaron a la verja de la iglesia Catedral ya cumplieron 48 horas en esa condición y ratificaron su plan de lucha en reclamo de un aumento salarial y una paritaria, mientras esperan que el gobernador Luis Beder Herrera los reciba y rechazaron una audiencia con el ministro Gustavo Grasselli y con el secretario de Salud, Elio Díaz Moreno, tras una fracasada mediación del obispo Roberto Rodríguez y de la Subsecretaría de Trabajo.

Además, desde los primeros minutos de este viernes decidieron iniciar una huelga de hambre por la cual solo van a ingerir líquidos, según confirmó el titular del Sindicato de Trabajadores Públicos -Sitrapp- Carlos Laciar.

La situación en cuanto a la protesta parece complicarse día tras día, debido a que el gobierno no estaría dispuesto a recibir a los manifestantes mientras continúe esa modalidad de protesta social.

Los ‘no médicos’ reclaman un aumento salarial que lleve el mínimo de bolsillo a 1.600 pesos, nuevos valores para las horas de guardia y la puesta en marcha de negociaciones paritarias en el área de la salud pública.

Comentá la nota