"Me enamoré de una mujer argentina"

Un gobernador de los Estados Unidos admitió en público que se fugó por unos días a Buenos Aires por un affaire. Entre lágrimas, le pidió disculpas a su familia a través de los canales de noticias norteamericanos
Mark Sanford, gobernador de Carolina del Sur, admitió ante millones de personas en todo el mundo que se "escapó" por unos días para tener una relación sentimental con una argentina, que por ahora se mantiene en el anonimato.

"He engañado a mi esposa, desarrollando una relación con una amiga argentina que comenzó de forma inocente, pero que luego fue algo más profundo y como consecuencia herí a mi esposa, a mi familia y a mucha gente más", explicó.

Según contó Sanford, su relación con esta mujer comenzó hace "ocho años" cuando ella se encontraba separada de su esposo. En ese entonces, el gobernador le recomendó volver con su pareja y priorizar la crianza de sus dos hijos, algo que el político consideró "irónico" dado el posterior desenlace de la relación.

Ambos se mantuvieron en contacto a través del intercambio de correos electronicos "de forma superficial". "Ella estaba a miles de kilómetros de distancia, sólo intercabiábamos ideas", contó Sanford, quién señaló que el vínculo era en un principio "inocente".

Sin embargo, el gobernador explicó que con el tiempo se desarrolló una "amistad significativa" y que en los últimos doce meses se transformó "en algo más".

Desde ese momento, se vieron al menos "tres veces" hasta que "hace cinco meses" se replantearon cómo continuar con la relación que los unía.

"En ese momento comenzamos a cuestionarnos, cómo hacer de aquí en adelante, y a reflexionar sobre cómo dejar esto en el pasado", explicó el gobernador, quien anunció, además, su renuncia como jefe del Comité Republicano.

Esa relación amorosa fue la que llevó a Sanford a viajar a la Argentina en los últimos días. "Fui para explicarle que había algo real, pero que pensando en la gente de Carolina del Sur, mi esposa y mis hijos, tuve que tomar una decisión", se excusó.

De esta manera, el gobernador dio por finalizado su romance con la mujer argentina, pero no impidió que su escapada al sur tomara estado público y generará un escándalo político.

"Quiero pedir perdón a mi esposa, a mis cuatro hijos y a todo el pueblo de Carolina del Sur. Se trata de un proceso y no estaría aquí sino pudiera decir que estoy comprometido a hacer lo correcto", concluyó.

La última visita oficial de Sanford a la Argentina fue hace un año, según informaron voceros del propio gobernador citados por la prensa norteamericana.

Comentá la nota