EMSA subsanó los inconvenientes provocados por la tormenta

Varias cuadrillas de Electricidad de Misiones trabajaron fuertemente durante toda la noche del lunes y madrugada de ayer para superar los inconvenientes ocasionados por la tormenta sobre las redes eléctricas de la capital provincial.
Es que los vientos y las descargas eléctricas afectaron importantes líneas que alimentan distintas zonas de la capital, tanto por la caída de árboles y ramas como por la acción de rayos que derivaron en disparos de líneas y caída de conductores. Los problemas más graves ya fueron solucionados en toda la capital, en tanto los técnicos de las áreas de Redes y Servicios y Guardia de Reclamos continuaban en la víspera trabajando en las reparaciones domiciliarias de clientes afectados en forma individual por los mismos motivos. También trabajaron en un tramo de la línea que alimenta a la zona de San Isidro, de difícil acceso, pero que no obstante recuperará la normalidad del servicio en breve. En situaciones de tormenta, y gracias al personal capacitado para estas tareas, la empresa prioriza el despeje de cables que pudieran haber caído, con el consiguiente peligro, en tanto se procede a la alimentación de las zonas afectadas con maniobras de derivaciones de cargas que permiten recuperar el servicio en corto tiempo hasta tanto se realicen las reparaciones de fondo. EMSA recordó a los usuarios que ante los avisos de alertas meteorológicos, es recomendable desconectar los aparatos eléctricos y electrónicos que sean sensibles a las descargas atmosféricas. También se debe circular con precaución en caso de vientos fuertes que ocasionan caída de árboles y ramas. Los clientes que aún se encuentren afectados por un corte del suministro domiciliario, deben comunicarse en forma gratuita al centro de atención al cliente, 0800-888-3672.

Comentá la nota