EMSA reparó tendidos de media tensión y trabajó para normalizar el servicio

Las cuadrillas técnicas de Electricidad de Misiones trabajaron desde la primera hora de la mañana de ayer en la gravísima afectación sufrida en el sur misionero a raíz del tornado que se desató sobre la región desde las 6.15 de la madrugada de ayer. Por su parte,el titular de Defensa Civil, Ricardo Corrales señaló que la zona sur de Posadas fue una de las más afectadas por el fuerte temporal de esta mañana, y confirmó que en el barrio "Belén" treinta familias se quedaron si techo.

Como prioridad, se procedió al despeje de los innumerables cables cortados sobre la vía pública para evitar situaciones de peligro, contingencia que se registró en prácticamente todos los barrios y zona céntrica de la capital provincial, además de las localidades de Garupá y Candelaria. El tendido resultó dañado por los más de cincuenta árboles caídos por la acción del fuerte viento, que según los registros, habría superado los 120 kilómetros por hora. Según estimaron técnicos de la prestataria, "hace mucho no se veía una afectación semejante, ya que las tormentas anteriores fueron sectorizadas, pero en esta ocasión el daño fue parejo y en toda la región".

De hecho, en varios puntos de Posadas se pudo ver chapas enroscadas en el cableado, además de carteles de propaganda y ramas. También se registraron caída de postes de electricidad y telefonía, algunos incluso de hormigón que cedieron a la potencia del meteoro.

Una vez superada esta instancia, que requirió más de cincuenta frentes de trabajo, las cuadrillas procedieron a recuperar el suministro eléctrico en las redes troncales de media tensión también afectadas, que fueron más de doce, según las primeras evaluaciones.

Cerca de las 15, se logró reponer el servicio en estas líneas, que habían afectado el suministro en grandes zonas.

Inmediatamente se abocaron a la reparación de las complicaciones registradas en líneas de baja tensión, que son las que ingresan a los barrios y alimentan directamente a los domicilios. Este trabajo continuará durante toda la tarde y noche, y por la gravedad de la afectación, podría incluso continuar mañana.

El call center de la empresa EMSA (0800-888-367 y 0800-444-487) recepcionó 1350 llamados hasta las tres de la tarde, y continuaban ingresando reclamos de los usuarios afectados.

Este servicio gratuito funciona con cinco líneas rotativas atendidas por operadores, con una capacidad de contención de llamadas en espera que resulta superada en instancias excepcionales como la acontecida. Cuando las llamadas en espera superan el número previsto, el usuario debe insistir en el llamado hasta que el sistema libere a los llamados precedentes.

En algunos puntos de la ciudad capital el servicio de energía continuará suspendido hasta que se evacúen completamente las situaciones de peligro, puesto que podrían existir cables cortados aún no detectados por la empresa o no relevados por los propios usuarios.

Comentá la nota