Un empujón que va sobre dos ruedas

El presidente de la entidad empresaria, Ernesto Aita, afirmó que la industria emplea a 6000 personas en el cordón industrial. Afirmó que las unidades podrían costar desde 350 pesos, pero aún no tenía los detalles del programa subsidiado.
Con la cautela propia de quien aún no conoce la letra chica del proyecto, el presidente de la Cámara de Empresarios Industriales de la Bicicleta de Rosario celebró la idea del gobierno nacional tendiente a impulsar un plan canje de bicicletas. "Estamos esperando que se concrete, sería un muy buen impulso para nuestro sector", admitió Ernesto Aita en alusión a la iniciativa pensada en la Casa Rosada para renovar 200 mil unidades. El empresario se entusiasmó con la posibilidad "de que la renovación se pueda dar en ciudades del interior ya que potenciará la generación de puestos de trabajo", que en la región actualmente emplea a 6000 personas. Aita remarcó que las nuevas unidades "podrían ser económicas, partiendo desde los 350 pesos", tras lo cual se excusó de estimar el monto que tomará el mercado de las bicicletas usadas. "Eso dependerá del estado del rodado, de muchas cuestiones y también del destino que se le pretenda dar", precisó.

De acuerdo a trascendidos, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno se reunió días atrás con empresarios del sector para ultimar los detalles del plan canje de bicicletas. La intención del Gobierno es sumar a las bicis a los planes que fomentan el consumo ya en marcha (renovación de heladeras y adquisición de autos 0 km) financiados con recursos de la Ansés, provenientes de la estatización de los fondos que manejaban hasta fines de 2008 las AFJP. El esquema preliminar contempla un plan de 12 cuotas de 40 pesos al 11 por ciento anual.

"Estamos al tanto de las versiones, pero como siempre hay que esperar a que se concrete para saber con precisión de que se trata. Pero estamos muy entusiasmados", reconoció Aita en declaraciones a LT8. El empresario fue más allá al señalar luego que el sector "está atravesando un buen momento, se fabrican muchas unidades y se vende bastante, más allá de los agoreros que siempre hablan de la crisis y que por ejemplo, por estos días han dicho que la gente no se va de vacaciones y uno ve por los medios que las playas de la costa están llenas".

El empresario rosarino estimó que de concretarse la iniciativa "mucha gente que tiene unidades viejas va a querer cambiarlas y eso va a potenciar la generación de puestos de trabajo". Según Aita, que tiene una mirada global ya que preside la cámara del rubro, en el área metropolitana actualmente la industria emplea a 6000 trabajadores.

Aita negó que las nuevas unidades "sean caras. Se pueden conseguir muy buenas bicicletas a 350 pesos, después obviamente hay distintos modelos, hay una amplia gama y se van encareciendo, pero hay unidades accesibles". El empresario se excusó de cuantificar el monto en que serán valuadas las viejas bicis porque "dependerá de la letra chica del plan, y fundamentalmente del destino que se le asigne. No es lo mismo que el material vaya a ser reciclado o sea utilizado como chatarra".

Para el presidente de la Cámara, "el plan dependerá también de las líneas de financiamiento que se pongan a disposición de los usuarios, los plazos y las tasas de interés". En ese sentido, Aita dijo tener la expectativa que "se sumen muchas bicis a la ciudad que debe tener en la actualidad cerca de un millón de unidades".

Comentá la nota