Empujan nuevo plan para aumentar impuestos y así esquivar otro déficit

Celso Jaque pidió un presupuesto con equilibrio fiscal, pero Hacienda presiona para lograr fondos.
El punto de unión entre necesidades técnicas y políticas es difícil de encontrar. Esto, porque, mientras técnicos de Hacienda advierten sobre la necesidad de aumentar impuestos en el 2010 para empujar un crecimiento en la recaudación que permita no enviar un presupuesto con déficit, Celso Jaque rechaza todas las intenciones porque sabe que no sería políticamente correcto. La reflexión viene de la mano de una imposibilidad para ofrecer aumentos salariales, sumado al incremento de la desocupación, que no dan margen a incrementos tributarios y, por eso, había decretado el equilibrio fiscal para el año que viene.

Pero, técnicos de Hacienda confirmaron que elaborando la pauta del año próximo -que sería enviada en unos 10 días a la Legislatura- observaron que la necesidad de incrementar los ingresos en el 2010 es obligatoria. Por esto, a fines de la semana pasada y con la Ley de Avalúo e Impositiva ya firmada por el gobernador, enviaron un nuevo borrador, que incluye un incremento de entre 10 y 12 por ciento a un importante porcentaje del padrón inmobiliario. Así entra en juego una nueva posibilidad que se suma al proyecto en el que trabajaba Catastro a fines de setiembre y que incluía una actualización del canon -de la mano de un acercamiento entre los avalúos y el valor de mercado de los terrenos-, en especial para la clase alta.

Los dos proyectos están sobre el escritorio del gobernador y la semana anterior hubo serias fricciones entre él y los técnicos de Hacienda que insisten con que no pueden enviar un presupuesto sin explicar de dónde saldrán los recursos necesarios para financiarlo. Esto, a pesar de que la pauta 2010 incluye un incremento de 10 por ciento en relación con la anterior, o sea, unos 700 millones de pesos más para financiar gastos del Estado. Sin embargo, con este incremento hay áreas como Salud que no estarían suficientemente fondeadas, teniendo en cuenta que las subas en los insumos van de 100 a 300 por ciento.reingeniería. Si Jaque decidiera entre hoy y mañana sumar este aumento, se podrían recaudar unos 15 millones de pesos más. A primera vista, esta suma no mueve la aguja del presupuesto si se considera que se habla de un déficit de entre 400 y 500 millones en la pauta para el año próximo. Sin embargo, forma parte de una estrategia que incluye la puesta en marcha de un sistema de limitaciones al sistema de Tasa 0 en Ingresos Brutos, entre otras cosas. Aún no se sabe cuánto se podría recaudar de más, pero lo que está claro es que, si se elimina, podrían sumarse 300 millones de pesos a la masa total.

Otra de las estrategias que prometen sumar es un fuerte ahorro de gastos superfluos en la Casa de Gobierno, a pesar de las contradicciones que se conocieron la semana anterior con la compra de uniformes por más de 77 mil pesos para la Secretaría General de la Gobernación.obligado. Los técnicos de Hacienda admiten, al igual que Jaque, que los incrementos desmedidos de impuestos pueden derivar en una retracción económica pero también en un crecimiento de la morosidad. "Si no tenés la plata o no querés pagar los impuestos y, encima, te lo aumentan, lo más fácil es no pagarlos y esperar las rebajas", admite con preocupación uno de los artífices de la pauta para el 2010. Sin embargo, reconocen que no hay otra forma de aumentar la recaudación, porque la otra pata que aporta a los tributos locales es el Automotor, que no se puede tocar porque en Mendoza se pagan los cánones más altos del país.

En este marco, el gobernador definirá entre hoy y mañana si da luz verde a un aumento de impuestos que acarreará sus consecuencias políticas y sociales, o envía una proyección de gastos e ingresos parcialmente virtual porque ya se sabe que faltan fondos para financiar los desembolsos esenciales para el funcionamiento del Estado.

Comentá la nota