El empréstito de Carlos Vignolo cada vez más lejos

La Audiencia Pública es un paso previo a la segunda lectura del expediente en sesión del Concejo Deliberante en el que necesitará mayoría calificada para ser aprobada. Corrientes Noticias conoció que la gran mayoría de los participantes no está de acuerdo con el asfalto a cualquier paso, la comuna puede valerse de recursos propios pero no es adecuado el préstamo.
En base a que estudio o informe se hizo este proyecto? Existe algún relevamiento se la subsecretaria de obras publicas? ¿Por que no se adjuntó toda esta información al proyecto? ¿Hay algún presupuesto?-

-Queda claro que el proyecto oficial no da cuanta de una plan de obra, no da un informe o relevamiento previo acerca de las necesidades de dicha obra, no presenta otras entidades crediticias que puedan financiar el proyecto, por que tan solo conocemos una entidad, si hubieron tratativas al menos deberían estar mencionadas en el proyecto, ¿o es que no se hicieron tratativas?-, señalaron sectores presentes.

Mientras que el radical Claudio Polich señala que Nadie en su sano juicio puede estar en contra del asfaltado pero fundamentalmente es la forma y la oportunidad lo que se observa. A su entender con ese dinero se asfaltarían 14 cuadras de las 7600 de la capital. Es por eso que el emprestito está cada vez más lejos.

Nota relacionada

Al sentirse, según sus propias declaraciones, “agraviado en mi buen nombre y honor”. La acción apunta a medios que publicaron sendas notas informando el procedimiento del jefe comunal cuando se desempeñaba al frente del Ministerio de Educación. Tarea que fue observada por el Tribunal de Cuentas en lo que refiere al ejercicio 2005.

Lo curioso fue que la cita a los cronistas radiales y televisivos fue para informar sobre gestión municipal, pero apenas iniciado el encuentro con la prensa el intendente anunció: “Por primera vez hablaré de este tema porque soy un hombre público y mi honor es el que está en juego”, dijo en tono de proclama el alcalde.

Se trata de fondos que fueron destinados a la construcción y reparación de escuelas rurales en 2005. A lo que Vignolo solamente se limitó a decir que “los medios informaron mal. No chequearon esa información y fue titulada con pronunciaciones agraviantes”.

Ofuscado, anunció que enviará cartas documentos a cinco medios capitalinos por, lo que según el intendente interpreta, “llevar adelante campañas de desprestigio”. Los diarios El litoral y El Libertador, los portales digitales agenciacorrientes, mega24 y cadenaderadios; deberán rectificar o ratificar lo publicado en los meses de 2005 sobre lo actuado por el entonces ministro de Educación provincial.

Vignolo también apuntó al Tribunal de Cuentas y al trabajo llevado adelante por sus miembros, “los análisis deben ser informados correctamente y no, en base a rumores. Y en caso de haber irregularidades se llegue en justa medida a detectar los responsables”.

Remarcó que el tema reflotó “en los últimos días” y que los medios que recibirán las cartas documento son los mismos que hace casi tres años, tocaron el tema. También insistió con la idea de que los mismos se manejaron con “rumores” y no con información fehaciente.

Sin embargo, tras el encuentro que tuvo el intendente con los medios locales, donde estuvieron periodistas de los medios sindicados como adulteradores de la información, el titular del Tribunal de Cuentas, Carlos Vallejos, ratificó que “lo que se analiza son cuentas de Administración de Educación desde 2005”.

Aunque tales compromisos se hayan ejecutado en 2006 y 2007, las decisiones fueron adoptadas durante la gestión de Vignolo como titular de la cartera educativa y por ese motivo los medios, así como la opinión pública en general, apuntaron a la responsabilidad del actual intendente.

La situación del ex ministro se complica además por el hecho de que las cuentas de inversión de 2005, correspondientes a la gestión del ex gobernador Ricardo Colombi, nunca fueron aprobadas por el Poder Legislativo en función de anomalías como las detectadas por el Tribunal de Cuentas en el ex escritorio de Vignolo.

Las cuentas de inversión de aquel año pasaron al archivo sin el visto bueno parlamentario, con lo que la transparencia declamada por la anterior administración quedó bajo un perenne manto de dudas.

Comentá la nota