Las empresas proyectan un 2010 con inflación de 15% y crecimiento moderado

Las empresas proyectan un 2010 con inflación de 15% y crecimiento moderado
El escenario previsto es optimista, aunque saben que tendrán que gestionar con mayores costos y precios en alza. Dos tercios creen que no harán cambios en su dotación
Hay un buen año por delante, pero no está libre de complicaciones. Cerca de 200 empresas líderes que respondieron a una encuesta de El Cronista Comercial estiman que en 2010 el PBI registrará un aumento de entre 2 y 3%, lo que les permitirá incrementar sus ventas tanto al mercado interno como externo. Pero son conscientes de que deberán enfrentar mayores costos y un escenario de inseguridad jurídica que no permitirá que la inversión tenga el despegue que requiere el aparato productivo.

Estos resultados surgen de un relevamiento que el diario realiza todos los años a un numeroso grupo de empresas, cuyas conclusiones se publicarán en "La Visión de los Líderes", un producto especial que acompañará mañana la habitual edición de El Cronista.

Ningún sector quedó ajeno al impacto de la crisis financiera internacional que se desató en septiembre de 2008, a partir de la caída del Lehman Brothers, y que se profundizó a nivel local cuando el Gobierno dispuso la estatización de las AFJP. Sin embargo, el impacto fue diferencial. De acuerdo a las respuestas (que fueron anónimas y confidenciales), un poco más de un tercio experimentó en lo que va de 2009 una caída de ventas de hasta 20%. Para 24% la situación terminó neutra, y un poco más de 30% tuvo mejoras de entre 10 y 20% en relación al 2008, aunque sin aclarar si eso de debió a volumen o precios.

El escenario que se recorta para el próximo año es modestamente optimista. Aunque hay un 43% que espera que el crecimiento de la economía se ubique entre 2 y 3%, hay también un 28% que considera que será entre 0 y 2%, lo que equivale a predecir casi un estancamiento.

Un dato sugestivo es que a la hora de proyectar la perfomance de cada compañía, las empresas tienen expectativas más positivas que las que adjudican a su sector. Casi 50% espera que sus ventas locales se eleven entre 1 y 10%, en tanto otro 40% se ilusiona con que lo hagan entre 10 y 20%. En paralelo, a la hora de estimar la evolución de su sector en 2010, un 48% considera que crecerá menos de 4%, mientras que 29% le apuesta a una mejora de entre 4 y 8%.

Un componente clave en estos cálculos es la inflación. Las empresas tienen presente que es altamente probable que el Gobierno incremente la presión impositiva si así lo demandan sus necesidades fiscales. También saben tendrán pocas chances de financiarse en el sistema bancario y que los salarios tendrán que acompañar el aumento de los precios minoristas. Si esa rueda no se detiene (y no se percibe hasta ahora ningún intento oficial para ordenar este esquema), los hombres de negocios consultados saben que la única forma que tienen para enfrentar costos alcistas es ganar productividad o trasladar estas subas a sus propios precios. Esta fórmula es la que usarán 46% de las firmas consultadas; un 24% señaló que resignarán ganancias; 10% que recortarán personal y 4% que suspenderá planes de inversión.

El círculo vicioso de la inflación es, junto a la inseguridad jurídica, el tema que más preocupa a los empresarios de cara al 2010. En la segunda línea aparecen la interferencia gubernamental para la fijación de precios (una alusión indirecta para la actividad que despliega Guillermo Moreno, el secretario de Comercio Interior).

La encuesta con las proyecciones generales es uno de los componentes más destacados de "La Visión de los Líderes", edición especial que también contiene columnas de reconocidos especialistas (Miguel Bein, Miguel Kiguel, Rosendo Fraga, Emilio Cárdenas, Julián de Diego y Guillermo Oliveto) y la opinión en primera persona de 300 ejecutivos de primera línea

Comentá la nota