Las empresas petroleras aumentan los precios de las naftas y el gasoil

Las subas van de 1,7% al 2,5% y este año acumulan incrementos del 15% promedio. La demarcación arrancó en los surtidores de YPF y se extenderá a Petrobras, Esso y Shell

Con el inicio del mes de setiembre, las empresas petroleras decidieron retomar la senda de los aumentos graduales de precios que desde el año pasado vienen aplicando en los combustibles líquidos.

Con los nuevos valores, el gasoil en las bocas de expendio porteñas de YPF saltó de $2,160 el litro a 2,260 pesos. En el caso de la nafta súper, el precio superó la barrera de los $ 3: pasó de $ 2.958 que regía desde fines de junio a 3,009 pesos. En tanto, en el conurbano el nuevo precio de la nafta súper de YPF trepó a $3,069 el litro.

Con esta tanda de aumentos, el gasoil ya lleva acumulado en lo que va del año una suba promedio del 16%. En el caso de la nafta súper el alza acumulada desde el 1 de enero llega, en promedio, al 14%.

En todos los aumentos, las petroleras justificaron las modificaciones en los incrementos que había registrado el petróleo crudo y en la progresiva devaluación del peso pero ahora, los directivos de YPF agregaron otro motivo: la necesidad de acotar la distancia con las otras petroleras y frenar el traspaso de los consumidores que ya no pueden ser atendidos con la actual capacidad de refinación.

Las subas en los surtidores podrían retornar a fines de setiembre si prospera el planteo conjunto de mejora del precio interno del crudo que las provincias productoras, los gremios y las petroleras privadas le elevaron esta semana a las autoridades nacionales según informa el diario Clarín.

Actualmente el precio del petróleo en el mercado local se ubica en u$S42 y la intención de los gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos y las compañías operadoras es lograr un suba mínima del 15% para mantener las inversiones y elevar la producción.

Comentá la nota