Empresas marplatenses estudian concursarse frente al ahogo de la crisis

Desde octubre, cuando el sondeo de opinión entre 120 comercios de la ciudad arrojó una merma en las ventas del 42% a nivel local, la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios planteó la necesidad de que el Estado, en todos sus niveles, asumiera como postura diferir el pago de impuestos al sector.
Sin embargo, no hubo respuesta de dicha propuesta de la entidad marplatense y las políticas asumidas luego por los gobiernos nacional, provincial y municipal fueron de corte estrictamente tributaristas y recaudatorias. Incluso con severos regímenes de castigo y multa para quienes no pudiera cumplir con sus obligaciones. En enero, pese a las vacaciones de verano, el promedio de pérdidas de ventas fue del 35% en moneda constante o unidades.

En un comunicado de prensa, CAMECO advierte que “estamos recibiendo comentarios sobre serios problemas que están afrontando distintas empresas industriales y comerciales de la ciudad, incluso hay varias muy conocidas. Nos preocupa esta situación porque es el paso previo a posibles cierres, convocatorias, y despidos”.

Juan Antonio Gutiérrez, presidente, Héctor Dominguez y Guido Dalia, vicepresidentes de la entidad, resaltaron que “hace tres meses formulamos un pedido concreto de diferir impuestos, enviamos notas a la comuna y a los organismos provinciales y nacionales porque entendíamos que era lo adecuado, como estaban haciendo otras economías mundiales para mitigar la crisis, pero esto no se cristalizó. A cambio, la Nación prorrogó el impuesto a la ganancia mínima presunta lo que obliga a que paguen hasta las empresas en convocatoria, y la Provincia instauró el anticipo del impuesto a los ingresos brutos. Ambas medidas nos parecen un desatino”.

Además, puntualizaron que “en enero las ventas cayeron 15% en moneda corriente (sin ajuste por inflación) y en consecuencia un 35% en moneda constante, o en unidades. Se confirmó la tendencia que se venía produciendo en los meses anteriores desde octubre cuando el pico fue 42%:

Crece la cantidad de empresas industriales y comerciales con serios problemas operativos lo llevará a pedidos concursales, cierres y despidos en los próximos meses.

Por último señalan que "El Municipio no acompañó las peticiones del sector productivo ni se advierte involucrado en resolver el problema que se avecina. La Secretaría de la Producción es absolutamente inoperante y no cumple con los objetivos para los cuales fue creada"

Comentá la nota