Las empresas de la licitación de las 602 casas piden un reajuste

Madeddu dijo que están a la espera de la notificación oficial para comenzar con las obras. Pero acotó que antes deberán sentarse a conversar sobre los mayores costos. También quieren hacer las 430.
Las empresas constructoras que ganaron la licitación de las 602 viviendas que se construirán en el norte de la ciudad reclamarán mayores costos antes de iniciar los trabajos.

Lo adelantó ayer a PUNTAL el presidente de la Cámara de la Construcción, Antonio Madeddu.

La decisión empresarial se tomó luego de que la Provincia ratificara a los gremios riocuartenses que las 602 viviendas del Plan Hogar Clase Media se mantiene en pie.

En el citado programa habitacional están contempladas unidades habitacionales para los gremios de la Carne, Uocra, Agec, Aturc y judiciales y las cooperativas Ferroviaria y del Área de Material.

Las empresas Madeddu-Capello, Conar, Cis, Lascano, Masoero-Carmine, Hinsa y Delta, ésta última de Córdoba, ganaron las respectivas licitaciones.

El proceso se encuentra en la etapa de preadjudicación. Falta la adjudicación propiamente dicha y la firma del contrato.

En tanto, Madeddu solicitó además que el Municipio priorice a las empresas locales a la hora de licitar el otro paquete de 430 casas que se financiará con fondos de la Anses.

Los gremios se reunieron el lunes pasado con el subsecretario de Vivienda, Gustavo Bacile, quien les ratificó que el plan de las 602 unidades no se cayó y que, por lo tanto, continúa vigente.

Las viviendas de este plan cuestan $ 120 mil. De ese total, $ 80 mil los pone la Nación y los restantes $ 40 mil prometió aportar la Provincia.

Pero, a raíz de la demora en el inicio de este programa habitacional, la Nación propone ahora pasarse al Plan de Reconversión que plantea casas de 55 metros cuadrados a un costo de $ 80 mil.

"Estamos esperando la notificación de parte de la Provincia. Las empresas que participamos de este proceso de licitación estamos preadjudicadas. Falta la firma del contrato", dijo Madeddu.

Y añadió: "Pero antes del inicio de las obras nos tendremos que sentar para ver la redeterminación de precios. Hemos tenido reajustes desde que se lanzó la licitación.

Pero ahora hay que darle la puntada final".

"La redeterminación se hace en base a una ley que tiene índices oficiales. El costo inicial de las casas es de 120 mil pesos. De ese total, 80 mil pesos los financia la Nación en tanto que los otros 40 mil restantes la Provincia", señaló.

Y acotó: "Somos siete las empresas que participamos de este proceso licitatorio. Salvo una que es de Córdoba, la restantes somos de Río Cuarto".

-Ahora se ha lanzado un nuevo plan llamado de reconversión. ¿Las empresas de la ciudad van a participar?

-Nosotros le vamos a pedir al Municipio que se nos priorice a la hora de licitar este paquete de viviendas. Somos empresas locales que reinvertimos en la ciudad.

De las 430 viviendas anunciadas recientemente, 88 corresponden al Cispren, en tanto que las restantes 342 serán distribuidas entre la demanda que quedó afuera del plan de 602 viviendas.

Uno de los gremios que será beneficiado es el de la Uepc, según lo confirmó su titular, María Inés Castresana.

Sin embargo, el secretario general de la CGT local, Armando Sagripanti, sostuvo que también pedirán participación en ese cupo habitacional.

En el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), a cargo de Raúl Neme, se trabaja ahora en la confección de la documentación pertinente relacionada con las 430 viviendas, para ser elevada a la Provincia.

"No queremos dar más precisiones hasta tanto cerrar estos trámites que permitirán el desembolso de los fondos", dijo ayer Neme en diálogo con PUNTAL.

La Provincia ya dijo que para estas casas no habrá aportes extras.

Comentá la nota