Las empresas que incorporan a trabajadores con capacidades diferentes, recibirán importantes beneficios

Desde el ministerio de la Comunidad se viene promoviendo la inserción en todo sentido de las personas con algún tipo de discapacidad, y una de ellas es la laboral, de allí que se incentiva a empresas para que a la hora de incorporar trabajadores, tengan en cuenta también a este segmento de gente con capacidades especiales, ya que de hacerlo obtienen interesantes beneficios, sobre todo impositivos.
Ya el año pasado se organizó un interesante coloquio donde se había expuesto sobre la inserción laboral de trabajadores con discapacidad destinada a empresarios locales y donde se explicó los beneficios que tienen las firmas privadas que incorporen a un obrero discapacitados.

El disertante fue el licenciado Carlos Jordan, coordinador de la Unidad para Personas con Discapacidad y Grupos Vulnerables del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, y junto a el compartieron el estrado el ministro de la Comunidad, Alberto Zorrilla y el titular de la Agencia Formosa del MTySSN, Luis Navarro.

Ejercicio fiscal con importantes deducciones

Por ejemplo se dispone de la Ley Nº 22.431 (Sistema de Protección al Discapacitado): El 70% del total de remuneraciones abonadas en el ejercicio fiscal, podrá ser deducido de la base del impuesto a las ganancias, de dicho período fiscal. Mientras que la Ley Nº 24.013, en su artículo 87, fija que el empleador será eximido, en el primer año de contratación, del pago del 50% de las contribuciones patronales y a las cajas de jubilaciones correspondientes, de las asignaciones y subsidios familiares, al INSSPyJ y al Fondo Nacional de Empleo.

Las empresas privadas además de tener beneficios impositivos, también tienen la posibilidad del desarrollo humano a través del trabajo para las personas con capacidades especiales.

Potencialidades iguales

"Una persona discapacitada principalmente sensorial o motora, es tan productiva como cualquier otro trabajador, con el aditamento de que al empleador le puede redundar en otros beneficios, ya que existen múltiples beneficios impositivos", se subrayó.

El Programa de Inserción Laboral para Trabajadores con Discapacidad otorga la suma de $150 durante nueve meses que el empleador podrá descontar del monto total de remuneración a percibir.

Comentá la nota