Empresas y gremios de Santa Fe firmaron una tregua laboral

El Estado provincial y las entidades empresarias y sindicales que participan de la comisión multisectorial para la defensa del empleo firmaron ayer una tregua laboral por 180 días, durante los cuales se comprometen a evitar despidos. La iniciativa busca poner un freno político a la sangría de empleo que en cinco meses acabó con 25 mil puestos de trabajo en Santa Fe.
En el marco de las acciones que se vienen desarrollando para amortiguar esta ofensiva, el Ministerio de Trabajo provincial convocó a la comisión multisectorial para firmar un acta acuerdo, donde el compromiso mayor es evitar los despidos en distintas ramas de la industria y comercio.

Participaron del encuentro las regionales santafesinas de la Confederación General del Trabajo, la Central de Trabajadores Argentinos, la Federación Industrial de Santa Fe. la Cámara Argentina de la Construcción, la Asociación de Empresarios de la Vivienda, la Asociación de Empresarios de Rosario y Apyme.

"Es el primer acuerdo donde hay un compromiso de las partes, en especial de Fisfe para que no se despida personal", afirmó el ministro de Trabajo, Carlos Rodríguez, quien de todos modos subrayó que el gobierno seguirá interviniendo en los conflictos laborales.

Por su parte, el gobernador Hermes Binner señaló que el acuerdo es una forma de encontrar caminos que morigeren la crisis, mostrando una madurez social y política. "Es una forma de solucionar problemas amigablemente, toda crisis se pasó y el tema es ver cómo pasamos esta; es también una oportunidad para pensar la pos crisis".

La firma del acuerdo, en la sede rosarina de la Gobernación, se realizó en medio de una nutrida concurrencia. José Fantini, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Carne señaló que ve el acuerdo con buenos ojos, sobre todo porque el sector viene de pasar malos momentos, y no ven auspicioso su futuro, ante la falta de terneros que afectan la situación productiva.

En tanto, Marcelo Barros, secretario de Smata, apuntó que si bien es positivo el acuerdo, depende en gran medida de la firmeza del poder político. "A la industria automotriz, el gobierno nacional la apoya mucho pero a nivel provincial no se ve. Pero hay otros sectores que aquí no están como los supermercadistas que andan echando gente y nadie dice nadie o los empleados de comercio", opinó.

El acuerdo de ayer brinda un marco política a la pelea por preservar los empleos. Contribuye a reforzar la línea de protección desde que comenzó el impacto de la crisis internacional aunque no neutraliza los conflictos. De hecho, el jueves hubo despidos en un laboratorio óptico de Rosario y ayer se conocieron cesantías en la tienda C&A de Santa Fe.

Radiografía

"Desde febrero de 2009 a la fecha, el Ministerio de Trabajo intervino en 242 empresas santafesinas, de las cuales 143 solicitaron procedimiento de crisis, con 10.940 trabajadores afectados", señala el informe.

El 41% de las empresas que solicitaron procedimiento en crisis, lo hicieron para posibilitar la reducción de la jornada de trabajo, el 38% dispuso suspensiones de personal y el 12% concretó despidos.

Unas 322 firmas de la provincia gestionaron los subsidios salariales contemplados en el Programa de reconversión Productiva (Repro). Este cuadro involucra a 21.760 trabajadores. Pero las empresas que están cobrando esta ayuda de 600 pesos para pagar salarios son 253, con 15.162 trabajadores. El grueso de las presentaciones se realizó en el segundo semestre.

La industria manufacturera, fue la actividad económica que más Repro pidió. Dentro de la actividad, encabeza el sector metalúrgico, le sigue a industria alimenticia y, luego. los fabricantes de maquinaria agrícola.

En ese sentido, Rosario ostenta el segundo lugar en cuanto a pedidos de Repro, después de Santa Fe y antes que Villa Constitución.

El ministro Rodríguez, señaló que las cadenas de valor más afectadas fueron la metalmecánica y los tambos.

Es que la ofensiva sobre el sector laboral es fuerte. Según un informe que presentó el Ministerio de Trabajo a los integrantes de la comisión, desde octubre de 2008 a febrero de 2009 se perdieron 24.931 puestos de trabajo. Sólo entre diciembre de 2008 y enero de 2009 la destrucción fue de 10.699 empleos.

Comentá la nota