Empresas españolas sacan a la Argentina del mapa de las inversiones para 2010

A pesar de ser los mayores inversores, los grupos ibéricos ubican al país en el mismo nivel de conflictividad que Bolivia, Ecuador y Venezuela y planean reducir sus negocios
Cuando hace alrededor de un mes atrás visitó la Casa Rosada, la vicepresidenta primera de España, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que la Argentina sigue siendo un país prioritario para las inversiones españolas. Lo dijo durante un encuentro que mantuvo en la Casa de Gobierno a principios de noviembre con la presidenta Cristina Fernández.

De hecho, en ese encuentro recordó que España ocupa el segundo puesto en el ranking de inversiones extranjeras en Argentina, detrás de Estados Unidos, con cerca de u$s 22.000 millones, aunque la mayor parte la explica la compra de YPF por Repsol en 1999.

Sin embargo, en los últimos años, la realidad viene siendo diferente a la planteada por la funcionaria española. Pese a seguir ocupando el primer lugar, los desembolsos vienen presentando valores inferiores todos los años y todo parece indicar que en 2009 también seguirá la tendencia hacia la baja.

En esta visión negativa juegan los problemas sufridos por el grupo Abertis con la concesión de Autopistas del Sol, la conflictiva salida de Marsans de Aerolíneas Argentinas, las presiones que sufre Repsol para vender más acciones de YPF y los cuestionamientos al ingreso de Telefónica al capital accionario de Telecom.

Un documento difundido en Madrid la semana pasada da cuenta del cambio de opinión sobre la Argentina que tienen los grandes grupos españoles. Se trata del trabajo de percepción ‘2010: Panorama de Inversión Española en Latinoamérica’, elaborado por la Escuela de Negocios del Instituto de Empresa (IE) entre las compañías que cotizan en el mercado bursátil de Madrid (Ibex).

De la encuesta surge que solo el 20% de las firmas tiene previsto aumentar su presencia en Argentina debido a que el país ofrece un alto grado de conflictividad comparable a Bolivia, Venezuela, Ecuador y otras naciones del Caribe. "Las principal amenaza para las inversiones es la inseguridad jurídica para los negocios", advirtieron las firmas en el informe.

Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de IB Business School, señaló que tanto Argentina como el resto de los países menos atractivos "acumulan desequilibrios como alta inflación, tensiones en el tipo de cambio, políticas que impactan en las inversiones extranjeras y negación de la deuda externa y de ayuda de organismos financieros internacionales".

Para el analista "son cuatro países con importantes déficit económicos y desequilibrios, que aunque de alguna manera se podían mantener más o menos ocultos o controlados en épocas de bonanza económica, pero que se han agudizado de forma importante durante la crisis".

Esta mirada negativa se da mas allá de que en el documento se destaca que la mayoría de las empresas del índice Ibex considera que la crisis se ha superado en Latinoamérica.

Incluso Argentina logró nada más que un 10% más de intención que Bolivia, y quedó muy lejos de los mercados que se llevan la mayor parte de las inversiones previstas para el año próximo que son Brasil y México.

Luego siguen Chile y Perú en el ranking de preferencias de las compañías encuestadas, con un 40 % de las que respondió previendo aumentar sus inversiones en ambos mercados.

En el caso de Brasil juegan a su favor el desafío de organizar la fase final del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 debido a que ambos eventos masivos requerirán de grandes obras de infraestructura.

Comentá la nota