Las empresas que construyen obras deben reparar el pavimento o veredas que rompen

HAY RECLAMOS POR PARTE DE LOS VECINOS AFECTADOS Las empresas constructoras que ejecutan obras y, en el proceso, producto de las características de los trabajos y del paso de maquinarias, rompen pavimento, veredas y hasta dañan propiedades privadas, deben hacerse cargo de la reparación de todo lo que se rompe, tal como está comprometido en los pliegos de licitación.
Además, en el presupuesto que presentan, deben incluir un porcentaje para reparar este tipo de daños.

Ante numerosos reclamos de los vecinos, principalmente de aquellos frentistas que sufren daños en sus veredas o en sus viviendas, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Trelew, Guillermo Marino, señaló que la reparación de todos los daños que quedan en el marco de la realización de una obra o a posteriori, debe ser afrontada por la empresa constructora.

Explicó Marino que «todas las obras que demanden la demolición de un pavimento existente, la empresa que tiene que ejecutar la reparación y dejar el pavimento tal como se encontraba antes de su intervención es la misma empresa contratista, la que está ejecutando la obra en particular», señaló.

ITEM EN LA COTIZACION

Esto «se encuentra presupuestado y es un ítem cotizado por la empresa dentro de su oferta económica previa a la adjudicación de la obra», señaló Marino, en relación a la rotura de pavimento.

En el caso de «que haya una destrucción de alguna vereda, algún cerco o alguna reja, lo que se hace generalmente es un informe de la inspección de la obra, motivado por el reclamo del vecino que se encuentra afectado o por la misma inspección, o por alguien que observó ese daño».

La empresa, en este caso, «de alguna forma tiene que responder». Generalmente «responde a través de la reparación del daño, que puede ser la reconstrucción de la vereda o a veces se responde con algún aporte que permita que el vecino pueda realizar el trabajo de la reparación».

PLUVIALES

Las obras que en estos momentos se ejecutan y están ocasionando perjuicios, porque tienen intervención en la vía pública, son las obras de pluviales, de los Sistemas Musters y Owen; y la del envainado, en Belgrano entre Soberanía y San Martín.

En la obra del envainado «tenemos la demolición del pavimento, que puede afectar al cordón cuneta».

Estas tres obras «pueden afectar lo que es la calzada y en parte las veredas. Y también en las obras de pavimento se pueden estar afectando, en algunos casos, las veredas solamente, porque el pavimento es lo que se está haciendo».

Las otras obras «como plazas o espacios verdes no generan inconvenientes porque la superficie de intervención está delimitada».

RECLAMOS

Según Marino «tenemos muchos reclamos de vecinos por este tema». Algunos de estos reclamos «no tienen asidero técnico, porque son roturas o daños anteriores a que se ejecute la obra; o algunos no son causados por la obra».

También «tenemos reclamos adjudicables a la obra. Las empresas, en general, tienen un determinado porcentaje, generalmente un 5 por ciento, por imprevistos y daños, para poder hacer las reparaciones».

Comentá la nota