14 empresas adhieren a régimen de promoción económica

Los proyectos de inversión que presentó un conjunto de empresas industriales para acogerse a los beneficios de la Ley Provincial 5.238 de Promoción Económica e Incentivos Fiscales, están en su última etapa de análisis por la Subsecretaría de Promoción de Inversiones.

Desde alli se informó que se gestionan las partidas presupuestarias necesarias para otorgar los primeros certificados fiscales a los proyectos de la primera convocatoria que ya denunciaron su puesta en marcha.

Al respecto, la titular de ese organismo, Ana Rebellato, aseguró que "a pesar de las dificultades que generan el contexto económico del país y las restricciones presupuestarias que afectan las finanzas públicas de la provincia, se continúa trabajando con ahínco en la atracción de nuevas inversiones". En este sentido, explicó que en el marco de la normativa provincial, el pasado 13 de mayo finalizó la segunda recepción de proyectos de inversión para esta promoción, que alcanza a la instalación de nuevos proyectos y a la ampliación de emprendimientos ya existentes.

En la reciente convocatoria se presentaron catorce proyectos comprometiendo una inversión en activos fijos de $ 22,2 millones, la creación de cuarenta puestos de trabajo permanentes y más de un centenar de puestos laborales del tipo transitorio.

"Cumplimos con informar la realidad de la situación: todos los proyectos presentados están en carrera y estamos gestionando las partidas necesarias para otorgar los primeros certificados, o sea que no es exacto lo que publicaron algunos medios la semana pasada", agregó.

Efecto multiplicador

La funcionaria, detalló que "los proyectos presentados contemplan en su mayoría el desarrollo de actividades agropecuarias de los sectores tradicionales (olivo, nogales y ganadería) y el agregado de valor de estas cadenas".

La importancia de llevar adelante estas inversiones radica, no tan sólo en la generación de empleo directo y en el efecto multiplicador de las inversiones programadas, sino en la mayor competitividad que genera a otras empresas o productores locales, que desarrollan actividades conexas.

En el caso que la totalidad de los proyectos en estudio fueran aprobados, la provincia acompañará con 5,4 millones de pesos en reintegro durante los próximos años.

La ley 5.238 contempla una serie de beneficios entre los que se destacan las exenciones de impuestos provinciales, la estabilidad fiscal por diez años y los reintegros -mediante certificados de crédito fiscal transferibles- de las inversiones, de los costos de mano de obra de los nuevos empleados y de otros conceptos, que pueden alcanzar hasta el 50% de la inversión realizada, en caso ser considerados de interés estratégicos para la provincia.

Disponibilidad financiera

Respecto a la disponibilidad financiera existente, el ministro de Producción y Desarrollo, Juan José Bellón indicó que se encuentra vigente el convenio con el Gobierno nacional a partir del cual se establece una línea crediticia destinada a las PYMES de la agroindustria. Bellón rubricó el acuerdo tuvo lugar la semana pasada en Buenos Aires.

La línea de financiación otorga facilidades de acceso, a través de los subsidios de tasa que otorga la Provincia y la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa. En este marco, la SEPYME subsidiará la tasa de interés en 6 puntos porcentuales, mientras que el Gobierno de Catamarca lo hará en 3 puntos.

Inclusive, para los productores de hasta 5 hectáreas de cualquier cultivo, se tiene estipulada una tasa de interés del cero por ciento, siempre que el destino del crédito sea incorporar tecnología en las fincas, como riego por goteo, mallas antigranizo o reconversión varietal,

Esta operatoria se encuentra vigente y a disposición de los interesados, quienes pueden solicitar mayor información en el Banco de la Nación Argentina y en la Subsecretaría de Promoción de Inversiones del Ministerio de Producción y Desarrollo.

"La posibilidad de contar con estas herramientas, permite a la provincia atraer inversiones estratégicas que llegarán a consolidar muchas de nuestras industrias, a través de actualización de tecnología o cambio de objetos a actividades más demandadas por el mercado", sostuvo Rebellato.

Promoción nacional

"Es lamentable que Catamarca no haya podido acceder a la posibilidad de utilizar los cupos fiscales remanentes de la Ley 22.021, que en el caso de Catamarca, alcanzan los 47 millones", sostuvo la funcionaria al recordar que a través de la Ley de Presupuesto de la Nación para el ejercicio 2009 – Ley 26.422- se permitió a las Provincias de La Rioja y San Juan la utilización de los costos fiscales teóricos aprobados a las provincias por leyes anteriores, que no habían sido utilizados.

Además de las gestiones realizadas desde el ejecutivo, en momento de tratarse el proyecto de ley en el congreso, la incorporación de Catamarca fue solicitada por nuestros legisladores, por algunas Cámaras Empresarias y por la CGT local.

"El pedido fue reiterado por nuestro Gobernador a la Presidenta días atrás y con esto, creo los catamarqueños tenemos que seguir trabajando unidos, ya que nos posibilitaría atraer inversiones estratégicas que necesita la provincia y consolidar muchas de nuestras industrias, para poder acceder a mejoras tecnológicas o cambio de objetos a actividades donde pueden ser más competitivas.

Comentá la nota