Empresarios volvieron a rechazar la idea oficial de adelantar el reloj

La modificación horaria que entrará en vigencia el domingo próximo en el país, con el objetivo de reducir el consumo de energía, provocará perjuicios económicos a la actividad hotelera y gastronómica, expresaron los empresarios del sector.
La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) mostró su "enorme preocupación" por la decisión presidencial de adelantar una hora desde la madrugada del domingo.

En un comunicado difundido hoy, la FEHGRA consideró que la medida oficial ocasionará "graves consecuencias" para la actividad, tanto como ocurrió en 2007.

Oscar Ghezzi, presidente de la Federación Empresarial, opinó que la modificación horaria provocará "perjudiciales problemas vinculados a la productividad y rentabilidad del sector".

A esto se sumará "la confusión que se generará en el país" debido a que varias provincias anunciaron su decisión de no sumarse a la medida oficial.

"Las autoridades de FEHGRA nos ponemos a disposición del gobierno nacional para colaborar en medidas alternativas para el ahorro energético", señaló Ghezzi.

La Federación agrupa a 50 mil empresas distribuidas en 62 filiales y generadores de 420 mil puestos de trabajo.

Según la legislación vigente, el domingo próximo se adelantará una hora en todo el país con motivo del plan de ahorro energético, aunque siete provincias anunciaron su rechazo.

Las jurisdicciones que anticiparon su oposición fueron Santa Fe, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta y San Luis, aunque serían acompañadas por La Pampa, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén.

San Luis, en tanto, volvió ayer al huso horario -3, al oeste del meridiano de Greenwich, tras adelantar 60 minutos los relojes, y por una semana estará a tono con el horario oficial que rige en todo el territorio nacional.

Comentá la nota