Empresarios del transporte público reclaman 34 por ciento de aumento

Autam quiere una actualización del precio por kilómetro recorrido para este año. Mientras, Celso Jaque le pidió a la Subsecretaría de Servicios Públicos que elabore tres informes para conocer si será necesario aumentar el boleto.
La puja por conseguir mayores recursos para afrontar un año difícil se

extiende a todos los sectores. Así, los concesionarios del transporte público

de pasajeros reclaman 34 por ciento de aumento para poder afrontar sus

costos y operar el sistema de manera eficiente. En sentido contrario, Celso

Jaque intenta esquivar un incremento del pasaje en un escenario que no es el

más indicado. Por esto, ayer le pidió a la subsecretaria de Servicios Públicos,

Patricia Martínez, que le eleve un informe con las tres proyecciones

financieras que permitirían afrontar una reducción de subsidios dispuesta por

el Gobierno nacional.

Concretamente, lo que Jaque quiere saber es cuánto debe incrementar la

tarifa para poder afrontar el recorte nacional de subsidios. O para esquivar un

aumento del boleto, una medida aconsejable en un año electoral. Y cuánto

debe incrementar el subsidio para que no sea necesario aumentarle el precio

del pasaje a los mendocinos, una alternativa algo difícil, teniendo en cuenta

que desde Hacienda ya advirtieron que no hay más recursos y la recaudación

no crecerá. La tercera proyección debe incluir una propuesta propia de esa

subsecretaría. Por esto, ayer los técnicos de esa repartición trabajaban

contrarreloj para elaborar los posibles escenarios que serán elevados entre

hoy y mañana al gobernador.

Pero mientras los números inundaban los despachos de Servicios Públicos, la

subsecretaria Martínez recibió la visita inesperada de Sergio Pensalfine, titular

de Autam, gremio patronal que nuclea a la mayoría de los empresarios del

sector. El encuentro informal, que duró poco más de media hora, sirvió para

definir la urgencia de terminar de revisar la actualización de costos. Martínez

asegura que los empresarios han pedido dos posibilidades de incremento,

una de 24% y otra de 44% sobre lo que se les paga por kilómetro recorrido. En

tanto, Sergio Pensalfine aseguró a El Sol que han pedido una suba que no

supere 34% de incremento.

El inminente aumento del servicio de transporte público quedó al descubierto

este martes, cuando se supo que la Nación recortará subsidios para preservar

recursos, por lo que se reducirán las transferencias a las provincias. De esta

manera, el aumento del boleto es inevitable.

Es que, para que el mendocino pueda seguir pagando 1,10 pesos para viajar

en el servio urbano, la administración provincial subsana las diferencias a

través de subsidios. Pero, en un año que no muestra posibilidades de mayor

recaudación, aumentar las compensaciones locales es, al menos, alocado. En

el Ministerio de Infraestructura se

desayunaron el martes con la noticia y sólo tienen datos a través de los

medios nacionales, que hablan de un incremento posible de 25%. Así, en la

Subsecretaría de Servicios Públicos, a cargo de Patricia Martínez, analizaban

cómo podrían remplazarse los subsidios nacionales que llegan a la Provincia.

Durante el 2008, las transferencias alcanzaron los 90 millones de pesos y, en

el 2009, serán menores. Además, la provincia financia la diferencia con el

boleto y durante el año pasado ya puso 60 millones de pesos a través del

Fondo Compensador de Tarifas para el Transporte Público. Así, podría

agrandarse la suma que absorbe el subsidio y en Mendoza no hay caja para

asumirlo.

pendiente. En la Subsecretaría de Servicios Públicos analizaban ayer que,

hasta tanto no reciban la notificación del decreto firmado por la Secretaría de

Transporte de la Nación, no podrán calcular cuánto es lo que pierden.

Durante el 2008, la Nación financió con 90 millones de pesos al sistema de

micros mendocino.

Pero además, esperan la decisión de la presidenta Cristina Kirchner en torno

a la resolución para fijar, junto a las petroleras, el precio del gasoil para el

transporte.

marcha atrás. La primera revisión de costos que encaró Celso Jaque se

concretó a partir de febrero y a mediados de año, y basados en una

comparación de costos con Salta, anunciaron un recorte de subsidios. Según

concluyeron los técnicos de Infraestructura, con menores salvatajes del

Estado podían seguir trabajando. Pero, a poco más de seis meses de aquel

momento, la posibilidad de dar marcha atrás está latente, porque Jaque se ve

obligado a incrementar subsidios –sin fondos– o a aumentar el boleto.

el sistema. En el sistema hay 850 colectivos que forman parte del

organigrama urbano de transporte de pasajeros. La Provincia destina, en

promedio, 2,5 millones mensuales al grupo de 12 empresas que administra

los micros urbanos. Entonces, al sistema de transporte urbano le llega dinero

por tres carriles: la recaudación que se hace en los colectivos a través de las

máquinas de Red Bus; los fondos nacionales que envía la Nación y que en

promedio rondan los 4 y 5 millones mensuales más un cupo en gasoil; y el

dinero que aporta el Estado provincial del Fondo de Contingencias para cubrir

los costos del sistema. Sin este dinero, el precio pleno del pasaje oscilaría

entre los 2 y 2,50 pesos y no sería de 1,10 como se paga hoy.

Comentá la nota