Empresarios del transporte piden una Actualización tarifaria del boleto urbano

Los empresarios del transporte automotor de pasajeros de San Salvador de Jujuy solicitaron oportunamente al Concejo Deliberante y al Municipio Capitalino una actualización tarifaria del boleto urbano de pasajeros, consistente en 1,50 pesos como piso.
Las presentaciones se formularon en los últimos meses del año 2008 y fue remitido a estudio de las respectivas comisiones deliberativas.

En pleno receso parlamentario, los empresarios advierten que en el mes de marzo, a días del inicio del ciclo lectivo 2009, podría haber un paro total del servicio si no se da respuesta al petitorio oportunamente planteado.

Uno de los directivos de las empresas, Rodolfo Severich, de Unión Bus y representante de la Cámara que los nuclea, señaló que solicitaron la fijación del precio del boleto urbano en 1,68 pesos, más IVA, con lo cual se iría el mismo a 2,032 pesos.

Sin embargo se mostraron flexibles a la hora de estudiar el requerimiento y están dispuestos discutir un piso mínimo de 1,50 pesos.

De esta forma le ponen presión a los miembros del Concejo Deliberante para que en el mes de febrero se analice la solicitud y de esa forma, comience el mes de marzo con absoluta normalidad.

Sostienen que el incremento logrado a principios del año 2008 viene a compensar el desfasaje del año 2007 y que estaba bien expuesto en la mesa de las negociaciones encaradas junto a ediles, funcionarios comunales y organizaciones sociales.

Además, pusieron de manifiesto “la falta de compromiso” de autoridades gubernamentales y de legisladores nacionales de gestionar a nivel nacional una mayor asignación de los subsidios correspondientes al Sistau, para las empresas del interior del país y particularmente de Jujuy, de manera que se pueda paliar el desembolso que debe realizar el usuario del servicio. Ello porque vieron cómo se beneficiaban las compañías metropolitanas y del conurbano bonaerense con decisiones de la Secretaría de Transporte de la Nación en materia de aumento del Sistau. No hubo el mismo trato para con las demás provincias.

En aquella ocasión, estaban dispuestos a acompañar a funcionarios de Transporte de la Provincia u de otros organismos para que en audiencia con Ricardo Jaime (el titular de la Secretaría) o Jorge González (el subsecretario), se pueda considerar un refuerzo en las partidas para Jujuy. También se había comprometido a Alicia Kirchner a través de una organización social local, para que también medie en el conflicto de aquel entonces.

Más allá del acuerdo alcanzado por el precio del boleto en 1,25 pesos en aquel momento, se quedó en profundizar las gestiones en busca de una mayor asignación del Sistau, sin que hasta la fecha se haya conseguido absolutamente nada. De allí esta decisión adoptada por los empresarios en reclamar una readecuación tarifaria debido al incremento de los costos de repuestos e insumos para servicio de transporte automotor de pasajeros.

“ES JUSTO”

“En los últimos meses del 2008 nosotros presentamos un petitorio donde planteamos que el costo del boleto urbano de pasajeros debe incrementarse debido al aumento que ha registrado el costo de los repuestos, neumáticos y otros insumos, además del salarial”, señaló ayer Rodolfo Severich, administrador de Unión Bus.

En ese sentido dijo que pidieron concretamente, que la tarifa del boleto urbano se fije en 1,68 pesos más IVA, con lo cual el costo se iría a 2,038 pesos, que el boleto secundario cueste 1 peso (actualmente es de 0,60 pesos), y el escolar en 0,50 pesos (0,10 pesos).

Señaló que tal petición no fue considerado en el Concejo Deliberante “por una cuestión de tiempos” y que si bien habían acordado en marzo del año anterior en 1,25 pesos “ese aumento conseguido, ya tenia un desfasaje desde el año 2007”.

Advirtió luego que de no considerarse el reclamo, “en marzo vamos a volver con el paro en el servicio”, aunque comprenden “la situación difícil que viven los jujeños, pero nosotros también somos parte de la provincia y sufrimos las consecuencias”.

Denunció que por “decir las cosas como son, somos presa de hostigaciones y persecuciones. Permanentemente tenemos inspecciones. Sabemos la situación de la provincia, pero lamentablemente no se puede evitar que hagamos este reclamo justo”.

Pero, “aquí hubo gente que tenía la obligación de moverse y hacer gestiones para lograr que Jujuy también se vea beneficiada con una mayor distribución del Sistau, pero no se hizo absolutamente nada. Hablamos desde el gobernador hasta los diputados nacionales, y ni aún teniendo a Eduardo Fellner como presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, se hizo algo”.

“Tienen que ser hombres como el ex-gobernador de Salta y ahora senador, el gobernador tucumano José Alperovich, o el gobernador Gioja de San Juan, quienes hagan oír nuestros reclamos vía FATAP (Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros), pero ninguno de Jujuy”, subrayó finalmente.

Comentá la nota