Empresarios y trabajadores metalúrgicos reclaman al Gobierno un plan de salvataje

Representantes de las fábricas y de la UOM se reunieron ayer con los ministros Giorgi y Tomada para evaluar cómo sobrellevar la crisis y evitar despidos. Estudian medidas
Pasó el verano y comenzó la cuenta regresiva para muchos sectores. Las vacaciones y las paradas técnicas de las plantas por mantenimiento ya no son una opción para aguantar la crisis y evitar los despidos. En este contexto, los industriales y trabajadores metalúrgicos le pidieron ayer al Gobierno un plan de salvataje que ayude a sostener los niveles de actividad y empleo.

En un encuentro con los ministros de Producción, Débora Giorgi, y de Trabajo, Carlos Tomada, dirigentes de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), Fedehogar y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) coincidieron en plantear que la salida a la actual coyuntura para evitar despidos debe estar asociada al fortalecimiento del mercado doméstico, el fomento del consumo y la administración del comercio. “Estamos trabajando con todos los sectores y con las cadenas de valor con el objetivo de preservar el mercado interno y el empleo de los argentinos”, destacó Giorgi al inicio del encuentro.

Una de las alternativas que los empresarios sugirieron es que el Estado se haga cargo de parte de los sueldos de los empleados que hoy cumplen un régimen de suspensión –con un sueldo 30% inferior–. Existe un esquema de subsidios mediante el cual el Gobierno otorga $ 600 mensuales por cada trabajador, que ya fue utilizado para sectores como los frigoríficos y las curtiembres y que podría replicarse en la industria metalúrgica. Tomada les garantizó que el tema será evaluado. “Estamos buscando todas las alternativas que nos permitan la no ruptura del vínculo laboral en las empresas y, para lograrlo, debemos trabajar para incidir positivamente sobre la demanda”, explicó el ministro.

Según aseguró a El Cronista el director ejecutivo de Adimra, Ricardo Guell, los empresarios elevaron una serie de propuestas “porque ninguna medida en forma aislada es una solución”. “La idea de que el gobierno pueda compensar parte del salario del personal suspendido no funcionaría de forma aislada”, aclaró.

Otras ideas planteadas por los empresarios de Adimra, y explicitadas en un documento que entregaron al Gobierno, fueron:

n Mejorar el tipo de cambio para hacerlo más competitivo, ya sea incrementando el dólar nominal o eliminando retenciones a las exportaciones industriales –5%– y/o incremento de los reembolsos.

n Incrementar el control del comercio mediante la aplicación de mayores licencias no automáticas y medidas antidumping.

n Permitir pagar impuestos con los saldos técnicos de IVA.

Por su parte, el titular de Afarte, Alejandro Mayoral, destacó que para la industria que él representa, en el actual contexto mundial, subir el dólar no es una solución para aumentar las exportaciones, y que el control de las importaciones debe realizarse mediante la administración. “La idea de Afarte es tratar de mantener los puestos de trabajo, proponiendo incentivar el consumo y controlando la importación”, agregó el directivo.

Fuentes de la UOM reconocieron que “la situación es realmente muy complicada, mucho más grave de lo que se preveía en diciembre” y que, frente a este escenario, el gremio y los empresarios le plantearon al Gobierno implementar un “plan de salvataje” y una “mesa permanente de debate y discusión” sobre las herramientas que se pueden adoptar para minimizar el impacto de la crisis en la actividad. “Los subsidios del Gobierno son un paliativo, pero no solucionan el problema de fondo”, dijeron.

Comentá la nota