Los empresarios santafesinos dicen que la crisis ya encontró su piso

Los empresarios santafesinos consideran que la crisis encontró un piso y en función de eso miran con buenos ojos la performance de la economía y el trabajo en el segundo semestre del año. Así lo expresaron ayer durante la reunión de la multisectorial en defensa del empleo que tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe, convocada por el gobierno provincial.
Este espacio tripartito, conformado por empresarios, gremios y gobierno santafesino a instancias de la crítica situación laboral que experimentó la región a partir del segundo semestre del año pasado, ayer modificó el eje de la discusión tras el diagnóstico empresario.

   "Notamos que hay un amesetamiento en la caída, aparentemente hemos encontrado un piso, lo cual no significa que estemos mejor, pero es una señal positiva dejar de caer a niveles superiores al 30% como hasta hace unos meses", se sinceró el presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Carlos Garrera, quien participó del encuentro junto a sus pares de la Asociación Empresarios de la Vivienda (AEV), de la Cámara de la Construcción y de la Federación de Centros Comerciales de Santa Fe.

   De todos modos, reconoció que las secuelas que dejó la crisis internacional y doméstica no se pueden saldar al mismo ritmo en todos los sectores industriales y productivos. Así, mientras algunos como la actividad automotriz o alimentaria están dando muestras de recuperación, aún siguen sin despegar los sectores como maquinaria agrícola, cuero, autopartistas o frigoríficos.

   Aunque la foto de mañana es optimista, los gremios (participaron dirigentes de la CGT y la CTA provincial) optaron por mirar la instantánea del presente. En ese sentido se mostraron "cautelosos" respecto del análisis empresario e hicieron hincapié en la necesidad "reconstituir el empleo" y los puestos de trabajo que dejó en el camino la crisis. "La provincia no suministró números concretos sobre el volumen de personal que perdió su trabajo y los empresarios sólo aportaron un panorama general sobre la situación de algunos sectores", dijo el titular de la CGT Santa Fe, Alberto Cejas, para quien "el gran compromiso en lo inmediato es elaborar una política de producción y trabajo que incluya a dar respuesta a los despidos".

   En ese punto, llamó al gobierno provincial a tomar la posta retomar la dinámica de la obra pública a través de nuevas licitaciones y el comienzo de los proyectos paralizados por la crisis.

Reclamos. Al mismo reclamo se sumaron los empresarios a quienes, según manifestó Garrera, les preocupa más la falta de políticas activas de parte del Estado que los reclamos salariales. "Están ingresando productos importados con precios subsidiados que hacen mella en muchos sectores y afectan la producción y, por otra parte, en Santa Fe se encaran obras públicas que no sirven para el desarrollo regional porque se compran insumos en otra parte", apuntó Garrera.

   Pese a convertirse en el eje de la mayoría de los reclamos, desde el gobierno provincial evaluaron como "muy positiva", la reunión de ayer. "Tanto empresarios como trabajadores coincidieron en que este espacio de diálogo tripartito no sólo es para tiempos de crisis, sino que nos permitirá seguir trabajando juntos para consensuar un modelo de producción y trabajo para Santa Fe", señaló la viceministra de Trabajo, Alicia Ciciliani.

Comentá la nota