Empresarios santafesinos creen que los alcanzará la crisis.

Según lo revela un estudio del IPEC, donde el 43,5 por ciento indica que la afección será intensa; y otro 49 por ciento considera que será menor el rebote de la recesión internacional.
El contexto económico internacional desfavorable que se desató con mayor intensidad a fin de año, llevó a la Provincia a realizar una consulta en todo el territorio santafesino para conocer las expectativas de los empresarios, que demostraron cierta tendencia a eludir la toma de decisiones a largo plazo, entre ellas afrontar incrementos salariales. Este primer informe de coyuntura fue elaborado por el Instituto Provincial de Estadística y Censos, entre los meses de octubre y diciembre de 2008.

El relevamiento provincial indica que casi el 61 por ciento de las firmas santafesinas encuestadas consideró que no va a haber incrementos salariales durante 2009, mientras que sólo el 27 por ciento estimó que los habrá y el 12 por ciento restante se abstuvo de opinar sobre el tema. Esto tiene correlato con el hecho que el 43,5 por ciento de los empresarios cree que la crisis internacional lo afectará en gran medida y el 49 por ciento también piensa que será afectado aunque levemente.

La mayoría de los empresarios santafesinos consultados consideró adecuado que el tipo de cambio se ubique en un valor cercano a los 3,50 pesos o superior.

Por su parte, Jorge Moore, director del IPEC, explicó que esta primera encuesta tuvo por objetivo contar con información sobre el impacto que tienen sobre las empresas santafesinas los acontecimientos, tanto del orden internacional, como internos, producidos en 2008. El funcionario indicó que el sondeo fue realizado entre las empresas que responden la Encuesta Mensual Industrial (EMI) que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Asimismo, destacó que el Gobierno provincial prevé realizarlo trimestralmente para contar con datos económicos en forma rápida.

El informe señala que el 65,22 por ciento de las empresas consultadas manifestó que no espera que se modifique el nivel de empleo mientras que el 30,43 por ciento considera que sí se modificará. A estas últimas se les consultó sobre cómo esperan que se modifique el nivel de empleo y 64,29 puntos porcentuales de lo relevado consideró que habrá despidos de personal contratado mientras que el 7,14 por ciento cree que no.

FUTURO PROXIMO

Sobre las perspectivas para los próximos tres meses los empresarios opinaron que aumentará el costo de producción, el stock de producción terminada y la necesidad de crédito proveniente del sector financiero.

A su vez estimaron que disminuirá de manera importante la demanda de los bienes que producen en un 67,39 por ciento y la utilización de capacidad instalada al 50,72 por ciento.

En cuanto a horas trabajadas por el personal los empresarios prevén que estas no variarán o disminuirán, al igual que el nivel de inversiones en capital, la demanda externa, las exportaciones y las importaciones.

Sobre el crédito el 86,23 por ciento de las empresas indicó que no aumentará el crédito disponible, mientras que sólo el 2,9 por ciento prevé lo opuesto.

Se consultó a las empresas cómo satisfacerán las necesidades crediticias en el corto plazo, la respuesta más usual fue que esta demanda será cubierta a través de sus proveedores y otras empresas precisaron que prevén recurrir a instituciones financieras locales, mientras que un 29 por ciento estima que no tomará crédito.

En cuanto a las medidas tomadas por el Gobierno nacional por la crisis, sólo el 4,35 por ciento de los empresarios piensa que se tomaron las acciones correctas, el 28,99 por ciento dice no son suficientes y más de la mitad dijo que se deberían tomar otra clase de medidas ya que las implementadas no sirven para su sector.

Comentá la nota