Empresarios reclaman medidas para las pymes por la crisis

Lasheras y Vasquetto vaticinan un año 2009 muy difícil y por eso piden ayuda del gobierno. Esperan que el plan anticrisis dé resultado. También explicaron las consecuencias de la misión comercial a Italia.
Empresarios riocuartenses dijeron ayer que el 2009 será un año muy difícil, a raíz de la crisis mundial, por lo que reclamaron medidas de protección para las pequeñas y medianas industrias.

Coincidieron en el tema los empresarios Pablo Lasheras (Jumalá) y Pablo Vasquetto (Alimentos Balanceados Vasquetto), tras exponer los resultados de una misión comercial a Italia.

“El 2009 va a ser un año muy difícil. Hay que ver cómo incidirán las medidas del plan anticrisis del Gobierno nacional. Por ejemplo, nuestra empresa hace meses que pidió un crédito y aún no lo ha logrado”, dijo Lasheras.

Y añadió: “Nosotros necesitamos medidas para las pequeñas y medianas empresas”.

Por su parte, Vasquetto señaló: “Va a ser un año muy complicado y esperamos poder pilotearlo”.

Las empresas en cuestión participaron en Italia de rondas de negocios con firmas de ese país. Por ejemplo, Jumalá salió a buscar inversiones para su empresa, en tanto que Alimentos Balanceados Vasquetto se interesó por intentar ubicar sus productos.

“Estuvimos en la región de Padova, donde fuimos recibidos por las autoridades pertinentes y donde tuvimos contactos con el mundo empresario y universitario”, dijo ayer en conferencia de prensa Hugo Bressan, presidente de la Fundación Río Cuarto para el Desarrollo Local y Regional.

Y acotó: “Allí visitamos el Mercado de Abasto de Padova y un Centro de Transferencia de Cargas polimodal”.

Lasheras explicó que “hicimos contactos con una empresa gastronómica, proveedora del Vaticano y también de la corona española, para analizar inversiones en nuestra ciudad”.

Y acotó: “Y de paso nos abra puertas hacia el mercado europeo, para ofrecer nuestra producción”.

En tanto, Vasquetto expresó que “en nuestro caso nos contactamos con empresas interesadas en la compra de alimentos balanceados”. Y añadió: “A nosotros nos interesa exportar nuestros productos pero tenemos que llegar a las 4 mil toneladas que necesitan”.

Por su parte, el director de Posgrado y Cooperación Internacional de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), Rubén Davicino, comentó los intercambios que se hicieron con universidades italianas.

“Nos entrevistamos con las autoridades de las universidades de Padova y Torino para impulsar convenios de intercambio cultural para nuestros jóvenes estudiantes”.

En tanto, consultados acerca de si la crisis actual no terminará perjudicando eventuales negocios, los empresarios señalaron que “por el contrario, esta circunstancia es aprovechada por el empresariado italiano para promover el asociativismo industrial”.

También informaron que en los primeros meses del 2009 visitarán la ciudad los empresarios gastronómicos que se mostraron interesados en invertir en Río Cuarto y la región.

El workshop fue organizado en el marco del proyecto Salto (Desarrollo y Animación Local del Territorio para la Ocupación). Contó con una importante delegación encabezada por el vicegobernador Héctor Campana, junto con autoridades, cámaras empresarias, universitarias y de la banca.

Se trató de una oportunidad de colaboración comercial, industrial y productiva entre empresas argentinas e italianas en el sector agroalimentario, metalmecánico, construcción y también de la maquinaria agrícola.

El objetivo del proyecto Salto es el de mejorar el sistema económico y social de la provincia de Córdoba, implicando a ciudadanos italianos residentes en los municipios de la provincia en actividades formativas y seminariales, con la finalidad de favorecer el aumento de la ocupación de los miembros de las comunidades italianas locales.

Comentá la nota