Empresarios del Nea reclaman energía subsidiada en la región

Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa solicitaron en un documento único que se reformulen las escalas de consumo
Posadas. En una reunión en la provincia de Corrientes, los representantes de las Cámaras de Comercio e Industrias del Nordeste Argentino (Nea), resolvieron avanzar en el pedido de subsidios nacionales para la energía en la región. Las Cámaras de comercio comenzarán a reunirse con los legisladores de cada provincia para avanzar en la solicitud. Además dieron a conocer un documento conjunto de carácter nacional.

La reunión de los representantes del sector comercial e industrial de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa se realizó en la capital correntina, en las instalaciones de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc).

Desde media mañana, los representantes del sector comenzaron a debatir sobre los pasos a seguir y, finalmente, en horas de la tarde acordaron la confección de un documento de carácter nacional y con espíritu de petitorio hacia las autoridades.

“Estamos trabajando para delinear las acciones contra el tarifazo eléctrico y para aunar esfuerzos con el fin de conseguir que se tomen medidas para frenar los problemas que le ocasiona al sector”, indicó, en diálogo con El Territorio, Enrique Collantes, presidente de la Apicc, y anfitrión de la reunión. En el cónclave se tomó la decisión de abrir el diálogo con los legisladores nacionales que representan a la región para que tomen cartas en el asunto.

La conclusión principal de la reunión fue que este incremento de la electricidad, “sumado a las bajas ventas y el aumento del agua, genera una fuerte caída de la rentabilidad en los comercios de la región” y puede ocasionar despidos y cierre de comercios, sostuvieron.

Un documento y un pedido

Tras la reunión, los representantes del sector empresarial del Nea comenzaron a confeccionar un documento que, con espíritu de reproche y petitorio, harán llegar al gobierno nacional.

“El documento nacional es para presentar nuestra situación y la oposición a este aumento, además de pedir que se nos dé una solución”, manifestó Collantes. En el escrito reclaman reformular las escalas de consumo (ver El documento). La principal conclusión que se sacó durante la reunión, fue que las actuales tarifas y topes de consumo, son imposibles de cumplir en la región y ponen en riesgo la actividad comercial y empresarial de todo el Nea.

“No se sabe si alguien podrá pagar estos aumentos y eso preocupa mucho al sector”, sostuvo Collantes, quien además manifestó que “no tiene nada de lógico el pedido que llega desde Buenos Aires. Por un lado la Presidente Cristina Kirchner dice que hay que proteger las fuentes laborales, pero luego determina medidas como el recorte de subsidios que lleva a incrementar seriamente los índices de desocupación”.

Otro punto que acordaron los representantes del sector comercial e industrial del Nea es la necesidad se elevar un pedido a los legisladores de la región, para que intercedan y reclamen ante el Gobierno Nacional energía más barata para la región.

La intención es plantear que, así como en la Patagonia se subsidia el uso del gas con el fin de abastecer a una zona, que sin ese combustible sufrirían duras consecuencias durante el invierno; que en la región del Nea se contemple la misma situación y se subsidie la energía eléctrica, ya que con 40 grados de temperatura durante el verano se hace imposible mantener un consumo eléctrico por debajo de los topes impuestos por la Nación.

El documento

En el documento que firman las federaciones de Cámaras de Comercio e Industria de Misiones, Chaco, Corrientes y Formosa se expresa que “la rentabilidades que tienen las empresas en la región deben destinarse para mantener el empleo y no para pagar aumentos de costos”. Y acota que la decisión de la Secretaría de Energía de la Nación no contempla la realidad de la región ya que “las condiciones climáticas imperantes en la estación estival con temperaturas medias de más de 30 grados centígrados y sensaciones térmicas que llegan a los 50 grados, lo que implica el uso de heladeras, ventiladores y equipos de refrigeración como artículos de primera necesidad”.

En el documento solicitan, reformular las escalas de consumo, la concreción “urgente” del gasoducto del Nea y la fijación de políticas de energía, políticas energéticas diferenciales que ayuden al crecimiento económico y la conformación de una mesa de trabajo conjunta entre el sector y la Nación para desarrollar estas políticas.

Comentá la nota