Los empresarios se preocupan por el impacto de la pelea

Aunque el Gobierno sigue diciendo que la decisión tomada por las reservas y la destitución de Martín Redrado es un paso más para reinsertar a la Argentina en el mercado financiero internacional, los empresarios y economistas más consultados en el país creen que, por el contrario, tanto esas decisiones como los modos en que se tomaron alejan cada vez al país de esa meta.
"Hay cuestiones de forma que, en realidad, se convierten en cuestiones de fondo, son temas institucionales que alejan cualquier posibilidad de sentarse a negociar en buenas condiciones con el mercado financiero", dijo el economista Daniel Marx.

"Si alguien tenía alguna fantasía de que el Gobierno podía acercarse al Fondo Monetario o al G-20, ahora quedó claro que nunca hubo ni habrá nada mientras gobiernen los Kirchner, porque se terminó el clima de negocios en el país", disparó Carlos Melconián.

Son algunas de las voces que consultaron en los últimos días los ejecutivos de las empresas que más influyen en la economía nacional. En las últimas horas habrían aumentado los contactos entre los dirigentes empresarios y directivos de las empresas más importantes para monitorear el impacto en sus negocios de la pelea del Gobierno con Redrado.

Para otros, en cambio, como también señaló Mario Brodersohn, el conflicto por las reservas pone en la mira "un cambio estructural en la economía en el 2009: aumentó mucho el gasto, se escabulle el superávit y no hay tantos ingresos fiscales".

Entre los empresarios este conflicto, que arrancó junto al flamante 2010, pondría en riesgo la economía de todo el año y no sólo la reinserción del país en el mercado financiero.

Luego de la comida con la presidenta Cristina Kirchner, en Olivos, los dirigentes del denominado Grupo de los Siete tuvieron otro encuentro entre ellos, convocado por Jorge Brito, el titular de Adeba. Fue una convocatoria que pretendió mantener entre pocos el anfitrión; el mismo empresario kirchnerista que, la semana pasada, se apresuró a apoyar la creación del Fondo del Bicentenario.

Aquel el 22 de diciembre, sin la presencia de la Mesa de Enlace, los dirigentes del campo, la industria, la construcción, la Bolsa, el comercio, la industria y los bancos nacionales habían coincidido en que empezaban a vislumbrarse señales de recuperación en la economía. Aquellas señales alentadoras estarían en riesgo por la pulseada del Gobierno con el Central y por el rebote de los conflictos institucionales en toda la economía.

Comentá la nota