Empresarios, preocupados por la debilidad del Gobierno

Algunos plantean un pacto social con un gabinete de prestigio y creíble.
Hace un año el rumor de renuncia de Moreno nos hubiera sacudido a todos. Pero ahora lo único que importa es cómo y hacia donde se resuelve la pérdida de poder que se percibe desde el Gobierno a partir de las elecciones del domingo".

Con crudeza, el ejecutivo resumió los diálogos que mantuvo con sus colegas en las últimas horas. Representa a una de las empresas de mayor peso dentro de la Unión Industrial y no disimula su obsesión sobre lo que ocurre dentro del peronismo. "En este momento lo prioritario es definir quién detenta el poder, que durante seis años estuvo en manos de Néstor Kirccher. La respuesta tiene que venir del justicialismo", agregó.

Esta semana las dos compañías más poderosas del país, YPF y el grupo Techint, dieron a conocer en la Bolsa de Nueva York reportes muy duros sobre la economía argentina. Algunos voceros intentaron diluir el impacto de esos informes, con el argumento de que son formularios que les exige la Comisión de Valores de Wall Street, donde se suelen resaltar los datos más pesimistas del entorno económico. Pero la difusión a horas de la derrota del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires cobró una dimensión peculiar.

Precisamente en una empresa del sector energético seguían ayer con idéntico interés lo que sucede en la Casa Rosada y también en sur del país, donde las operadoras energéticas tienen concentrados sus intereses. "Vemos un Gobierno debilitado y ausente. El tema nos preocupa por partida doble, ya que en el sur hay una altísima conflictividad social", dijeron. La "conflictividad" aludida son las recientes medidas de fuerza de los gremios petrolero y de la construcción, paralizados ante el levantamiento de equipos petroleros.

Desde otro sector de la UIA, asociado a posiciones más intervencionistas, uno de sus referentes aseguró que hay contactos con gobernadores del PJ para avanzar con una propuesta alternativa. "Vemos al Gobierno, por necesidad imperiosa, negociando un plan con gobernadores y el Consejo de la Producción. Un plan al estilo de los 14 puntos que Duhalde negoció en 2002 con los gobernadores del justicialismo", dijo.

Agregó: "Hay contactos con Gioja, Capitanich, Urtubey, Verna. Es un escenario con dos problemas en simultáneo, lo político y lo económico. Hay que resolver el tipo de cambio, el déficit público, el INDEC, el campo, con un pacto social creíble. Hay que hacerlo rápido. De Vido es una figura importante, con diálogo, pero se necesitan ejecutores confiables. A nadie le conviene que esta crisis económica se profundice".

Comentá la nota