Los empresarios, la plata del Estado y el fútbol por TV

Por Hernán de Goñi

Es necesario prestarle atención al comunicado que este fin de semana dio a conocer la Asociación Empresaria Argentina (AEA), criticando la "injerencia estatal indebida" en la economía y haciendo eje en la ruptura unilateral del contrato por parte de los clubes del fútbol argentino con las empresas que lo televisan, respondiendo a los planes políticos de Néstor y Cristina Kirchner.

Es cierto que la televisación de este deporte requiere una discusión de fondo y el replanteo de los términos en los que se la ha comercializado hasta ahora, pero el ámbito para hacerlo es el judicial y el tiempo es el que indica la letra del contrato. El Gobierno tiene flancos abiertos con la sociedad (el crecimiento de la pobreza y el de la inseguridad son apenas dos ejemplos) como para adelantar el debate con una ruptura de contrato jurídicamente débil.

Y lo más preocupante es que se hace comprometiendo fondos del Estado que deberían auxiliar esas urgencias sociales en vez de servir a licuar las deudas de clubes mal administrados (algunos con severos casos de corrupción) y a ser parte de las disputas políticas en las que el Gobierno se embarca echando mano al erario público como si fuera su patrimonio personal y no el dinero de todos los argentinos.

Comentá la nota