Empresarios que pidieron la cabeza del número 1 de turismo municipal se acercan al 2.

Reclamaban la cabeza de Laurencigh, Secretario de Turismo Municipal en Paraná. Hicieron donaciones para evacuados ante Richardet, segundo del área en cuestión.
Sobre el expiro del mes de febrero del corriente año, empresarios de Paraná del sector hotelero-gastronómico citaron ante el periódico El Diario de Paraná el “retroceso” en materia de ideas y propuestas para el turista, la falta de promoción estratégica y la ausencia de un plan integral que proyecte a Paraná como destino. Más aún, algunos propietarios de empresas del sector directamente señalaron la falta de “capacidad profesional en materia turística” del titular de la Secretaría Municipal de Turismo, arquitecto Juan Laurencigh, y piden mayor participación de profesionales que hayan estudiado y tengan experiencia.

Laurencigh no ha sido de los más comprometidos con la gestión municipal de José Carlos Halle, o por lo menos no ha mostrado la responsabilidad necesaria más allá de las críticas del sector empresario que lo ve como un inexperto en materia de turismo. “La Juana” – apodo del arquitecto Laurencigh - , apenas asumido en diciembre de 2007, no tuvo problemas en retirarse a vacacionar fuera del país en pleno periodo estival, pese a la impronta pendiente que el intendente Halle debía dar en su primeros pasos para efectivamente diferenciarse se su antecesor Julio Solanas, que tanto se lo cuestionó por esto y todos los temas atinentes a la administración municipal.

Pero nuevamente en 2008 el funcionario optó por retirarse fuera de la argentina en la época donde más se debe cuidar la quinta propia y sin haber hecho la tarea como para dejar armado el esquema que le permita justamente retirarse descansando en que lo armado no necesite la supervisión directa de su persona. Laurencigh ni se enteró personalmente de la tapa del diario donde pedían su cabeza porque no estaba en Paraná, y recién retornó a la ciudad esta primera semana de marzo de 2009 y se reincorpora a la actividad oficial este lunes 9.

A Laurencigh se lo sostuvo, por un lado, con premisas poco inteligentes y, por el otro, utilizando lo más rancio de las falacias. Ejemplo del primer punto era sostener que “La Jauna se fue siempre de vacaciones a Punta Del Este, porque no se va a poder seguir yendo”; pues bien, nadie pudo refutar la respuesta: “Pero antes no estaba de funcionario al servicio de toda una ciudad que espera respuesta para el turismo”. Sobre el segundo punto, se intentó detractar precisamente con falacias a algunas de las personas que hicieron público su malestar, con voceros sin credibilidad en la sociedad paranaense, pero nunca se focalizó una respuesta en el verdadero problema.

Finalmente este fin de semana un hecho que fue presentado como la donación desde la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Paraná de alimentos, colchones y frazadas para los damnificados por las copiosas lluvias, fue un escenario donde políticamente se mostró mucho más que el beneficio en cuestión.

Hasta la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Paraná llegó el número dos de Turismo de Paraná, Alejandro Richardet, que ofició, según el mismo expresó, de “nexo” para el contacto con el municipio, para recibir las donaciones para los damnificados. No es menor que quien haya oficiado de anfitrión del encuentro fuera Marcelo Barsuglia, pues es ni más ni menos que socio en un negocio tradicional de centro paranaense de Marcelo Quiroga, que fue el que pidió públicamente en el medio escrito la cabeza de Laurencigh.

Ambos entrevistados, luego de hablar de las donaciones, dieron su punto de vista a INFORME DIGITAL del cruce entre el sector estatal y privado. “Nosotros venimos reclamando desde hace un tiempo que no se viene trabajando en turismo como tiene que trabajarse para que no se improvise constantemente”, dijo Bersuglia. “Las diferencias, con entendimiento y con dialogo las vamos a ir superando”, agregó Richardet. “Lamentablemente Paraná ha desaparecido del mapa turístico de la argentina y eso es un trabajo que se hace constantemente, y se hace con gente que sepa”, remató Barsuglia.

Comentá la nota