Empresarios pesqueros y camioneros cuestionaron los operativos de Montoya

Es porque los inspectores exigen el COT durante la madrugada, apenas los vehículos salen del Puerto. Afirman que es imposible obtener el código antes de completar la carga y piden un plazo de 24 horas hábiles para poder tramitarlo.

Tanto empresarios pesqueros como propietarios de camiones fresqueros de la ciudad coincidieron ayer en cuestionar, con distintas metodologías, las inspecciones que la Agencia de Recaudación de Buenos Aires -ARBA- viene realizando para exigir el COT -Código de Operación de Traslado- a la mercadería que sale del Puerto marplatense.

Hace aproximadamente dos semanas que el cuerpo de inspectores de Santiago Montoya decidió intensificar los operativos de control sobre el traslado de mercadería pesquera.

Los operativos, según describieron empresarios y transportistas, se realizan durante las madrugadas en el sector de acceso al Puerto -donde se llegaron a generar embotellamientos de hasta 30 camiones por dificultades en la realización del trámite- o en las inmediaciones de las plantas.

Ante esta situación la Asociación de Transportistas del Puerto de Mar del Plata -que nuclea a propietarios de aproximadamente 380 vehículos- realizó ayer una movilización en la que calificó a los operativos de "inoportunos" y "generadores de inseguridad", al tiempo que rechazó la política de ARBA de tomarlos como depositarios de la mercadería.

Por su parte los titulares de la Cámara de Armadores de Buques Fresqueros de Altura, Darío Socrate, y del Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas -CEPA-, Oscar Fortunato, mantuvieron ayer una reunión con directivos de ARBA, en la ciudad de La Plata, en la que solicitaron que se modifique el sistema de supervisación.

En diálogo con LA CAPITAL tanto empresarios como transportistas aclararon que no se oponen a los controles pero sí a la forma en que se aplican, teniendo en cuenta las particularidades de la industria pesquera.

"Obtener el COT a las 2 ó 3 de la madrugada, que es la hora en que llegan muchos barcos, es imposible -reflexionó Socrate-. Es verdad que se obtiene automáticamente por Internet, pero a esa hora la administración no está abierta y el personal que hay en las plantas no está capacitado para hacer esos trámites".

Asimismo aclaró que "tampoco se puede obtener antes, porque nosotros recién sabemos con qué camión vamos a trabajar en el muelle y ahí se ve con qué tipo de mercadería se completará la carga".

En ese contexto, la propuesta presentada ayer por los empresarios ante el ARBA consistió en que otorgue un plazo de 24 horas hábiles posteriores al momento del transporte para la obtención del código.

Socrate -quien recalcó que "no hay capacidad técnica para poder obtener el COT antes"- relató que el esquema mencionado había sido aceptado, en un primer momento, por autoridades de la agencia en Mar del Plata pero que luego fue desautorizado desde La Plata.

"Por eso es que ahora estamos viajando para ver si podemos llegar a un acuerdo" añadió y destacó que todas las gestiones con las autoridades provinciales contaron con la intermediación del intendente Gustavo Pulti, "que está al tanto del problema y ofreció toda su colaboración para ayudarnos a resolverlo".

Camioneros en el medio

Por su parte Juan José Di Meglio, titular de la Asociación de Transportistas, se quejó porque "los camioneros estamos en el medio del conflicto", aun cuando la propia ARBA los exime de responsabilidad en las audiencias posteriores.

"Pero mientras tanto nos hacen pegar unos sustos tremendos en medio de la noche, nos hacen responsables de la situación y luego tenemos que perder un día entero haciendo el descargo", se lamentó el dirigente quien pidió que "no se nos ponga como depositarios de la mercadería".

"La verdad es que nos sentimos perseguidos" se lamentó Di Meglio, quien consideró que los operativos son "totalmente inoportunos: venimos de estar parados durante aproximadamente seis meses y cuando empiezan a llegar los barcos, nos vienen con estos problemas".

El dirigente describió que los propietarios de camiones "han sido detenidos dos o tres veces en pocas cuadras por inspectores de ARBA. En general están en calles oscuras, en autos sin identificar y vestidos de civil, lo que obviamente genera mucha inseguridad".

En este contexto, el dirigente consideró que "si hay un problema con la mercadería deben solucionarlo con el propietario, no con nosotros" y pidió que "no se tome a los camioneros como depositarios, porque no tenemos nada que ver".

Por último Di Meglio relató que la protesta de ayer incluía, en principio, una movilización hasta el edificio de la calle 14 de Julio y Gascón, donde desde hace varios años ARBA monta sus oficinas de verano. "Decidimos limitarnos a protestar en el Puerto porque tenemos un compromiso de los inspectores de que los operativos concluirán mañana -relató-. Si no es así, volveremos a movilizarnos", advirtió.

Una estrategia legal que genera dudas

La estrategia del titular de ARBA, Santiago Montoya, de involucrar a los transportistas en los operativos de control de traslado de mercadería fue cuestionada por el abogado Jorge Andrés Mazzoni, especialista en materia tributaria, quien sin embargo aclaró que "por el momento está firme".

"Siempre hubo cuestionamientos legales a las modificaciones que implementó Montoya en el Código Fiscal pero hasta el momento nada sirvió para que dieran marcha atrás", relató Mazzoni a LA CAPITAL.

El abogado recordó que este fue uno de los temas que abordó durante la charla que brindó a principios de enero en la UCIP -junto al doctor Agustín Ameztoy- sobre cómo actuar frente a los operativos de verano de los distintos organismos de fiscalización.

Para entonces, recordó, Montoya ya había logrado que se aprobara una última modificación al Código a través de la cual incrementaba -entre otras cosas- las responsabilidades de los transportistas con relación a la mercadería trasladada.

"Ya entonces habíamos advertido que si Montoya había hecho esa modificación era porque pensaba usarla y que por ende habría varios conflictos durante este verano" dijo para luego entender que los acontecimientos de los últimos días en el Puerto -ver aparte- "nos dan la razón".

Procedimiento engorroso

Los operativos de ARBA se realizan en el marco de la ley de Cargas, según la cual todo movimiento de mercadería que supere los 10.000 kilos o los 20.000 pesos de facturación debe contar con el Código de Operación de Traslado -COT-.

Siempre según la normativa vigente, cuando un inspector detecta una carga que no cuenta con dicho código debe iniciar sumario para el decomiso de los bienes. Como secuestrar la mercadería puede ser complicado para el Estado -más en el caso de productos perecederos, como el pescado- lo habitual hasta hace algunos meses era el labrado de un acta en el que se establecía que la mercadería quedaba bajo custodia del chofer del camión, que sin embargo podía seguir su recorrido.

Sin embargo, tras la última modificación, los camioneros no sólo son depositarios de la mercadería sino que, en caso de que se lo soliciten, deben trasladarla al lugar que indique ARBA. "Eso es algo muy polémico, porque obliga a los camioneros a ser virtuales choferes de ARBA" advirtió Mazzoni.

Más adelante el especialista aclaró que el paso siguiente a la inspección es una audiencia en la propia ARBA en la que debe presentarse el propio camionero. "Generalmente queda liberado de responsabilidades, pero para ello deben estar adecuadamente asesorados -explicó Mazzoni-. Por eso les aconsejamos que previamente charlen el tema con la empresa que los contrata y, de ser necesario, con algún especialista".

Actividad exenta

El gerente de la Cámara de Armadores de Buques Fresqueros de Altura, Darío Socrate, adelantó a LA CAPITAL que uno de los argumentos que esgrimiría junto a Oscar Fortunato -CEPA- ante las autoridades de ARBA es que la actividad debería estar exenta del COT.

"Existen otros dos casos de exenciones que son muy similares al nuestro" dijo el dirigente, quien específicamente mencionó el transporte de leche desde los tambos hasta las plantas y de los granos desde los campos hasta los silos. "El traslado de la mercadería desde el Puerto hasta las fábricas, que muchas veces están a cinco cuadras, es un casi similar", reflexionó.

Comentá la nota