Los empresarios neuquinos reclaman subsidios para generar energía propia.

Ese fue el pedido que surgió de los medianos y grandes consumidores de CALF, quienes están dispuestos a ser solidarios ante la emergencia eléctrica.

Quieren que el gobierno nacional o el provincial subsidien el combustible necesario para que funcionen sus generadores.

Neuquén > La cooperativa CALF se reunió ayer con sus clientes de medianas y grandes demandas para evaluar cómo se pueden efectuar las restricciones eléctricas, en caso de que sea necesario aplicarlas ante la crisis que atraviesa el sistema del Alto Valle luego de la salida de servicio de TermoRoca.

Según informó el presidente de la institución, Marcos Silva, los empresarios se mostraron dispuestos a colaborar, pero reclamaron que los gobiernos provinciales o la Nación financien el combustible que deberán usar para poner en funcionamiento suss generadores de energía.

“La mayoría de estas empresas tiene generadores propios. Se mostraron con una buena voluntad para colaborar en caso de que haya que aplicar restricciones”, indicó el presidente de CALF.

Aunque advirtió que sus clientes pidieron que el esfuerzo se realice entre todos los actores. “Ellos dicen ‘o somos solidarios todos o nadie’, por eso reclaman a la Provincia o al gobierno nacional que colaboren subsidiando el gasoil para que funcionen sus generadores”, dijo Silva.

Y señaló que “estas empresas son las que mantienen el empleo en Neuquén”. Entre los empresarios que asistieron a la reunión de ayer se encontraron representantes de firmas como YPF, Petrobras, MAM, Jumbo, Casino Magic.

Ayer también se estudiaron mecanismos para reducir el consumo de energía para morigerar los picos de demanda que pueden traer aún más complicaciones al sistema.

El lunes a las 9.30 se realizará un encuentro similar en CALF con organismos estatales como el Ente Provincial de Energía Eléctrica del Neuquén (EPEN), Concejo Deliberante, Legislatura, Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Gobernación, Concejo Provincial de Educación (CPE), el BPN, entre otros. La idea es delinear un mecanismo para reducir el consumo del alumbrado.

Acciones similares a las que se llevan a cabo en esta capital se impulsan en General Roca y Cipolletti.

Plan neuquino

Tras las reuniones quedará conformado el plan que presentará Neuquén la semana próxima en la mesa del Comité de Crisis, en el cual hay representantes de las empresas distribuidoras, organismos estatales, generadoras y transportistas de ambas provincias.

De los aportes de cada uno de ellos, se definirá el mecanismo de aplicación de restricciones para todo el Alto Valle en caso de que haya que bajar la carga energética para que el sistema siga funcionando.

El plan buscará proteger a los usuarios residenciales capitalinos, en medio de una puja entre Neuquén y la vecina provincia. Mientras que de este lado del puente carretero se busca privilegiar a los consumidores domiciliarios, del otro se intenta que el sector frutícola no sufra la merma energética.

Los representantes del Comité se reunieron el jueves con funcionarios de Nación para que la administración central financie la colocación de capacitores en Villa Regina que servirán para mejorar la tensión de las líneas. Pero la respuesta fue negativa. Dijeron que la obra debe ser financiada por Río Negro.

El apagón

El apagón que afectó el jueves pasado a todo el Alto Valle y al norte de Neuquén fue provocado por un incendio de pastizales en Arroyito que generó fallas en las líneas de alta tensión y un colapso en cadena del sistema eléctrico.

Según se supo ayer, la quema de los pastos fue iniciada por unos chacareros de la zona, y luego el incendio se les fue de las manos. Por eso debieron intervenir los Bomberos.

Comentá la nota