Empresarios mendocinos cargaron contra la promoción industrial

El Consejo Empresario Mendocino criticó con dureza la ampliación del plazo de la promoción industrial que excluye a la provincia en beneficio de San Juan, San Luis, La Rioja y Catamarca. A lo largo de una década, se calcula que el perjuicio económico, fiscal y productivo alcanzó los $14.800 millones, por los que hasta ahora no hubo ningún tipo de resarcimiento para las arcas locales.

Así lo advirtieron los miembros del CEM a través de un comunicado de prensa, donde se detalló además una serie de incumplimientos del Gobierno kirchnerista que siguen perjudicando a Mendoza.

Dentro del articulado del Presupuesto nacional, que fue aprobado el jueves a la madrugada por Diputados, volvió a habilitarse la redistribución de cupos de promoción para cuatro provincias vecinas. El artículo de la discordia es el 33, que "raya con la picardía legislativa ya que dice ...a efectos de enmendar errores materiales e incluir proyectos no industriales)", resaltaron desde el sector empresario mendocino.

La propuesta legislativa, que permite que la vieja Ley de Promoción Industrial que vencía en el 2007 siga vigente, se encuentra en el Senado y sólo uno de tres legisladores por Mendoza votará en contra: el sanrafaelino Ernesto Sanz (UCR).

El CEM hizo un llamado de atención destinado principalmente a los representantes del Poder Ejecutivo provincial, de quienes dijeron que "tienen la obligación de reclamar por la reparación del daño producido".

Otro de los temas cuestionados es el compromiso de la Nación de financiar la millonaria obra de Portezuelo del Viento, lo que para la asociación empresaria continúa sin cumplirse desde hace tres años (en junio de 2007 se ratificó ese acuerdo a través de un decreto).

Esta central prometida e incorporada en varios presupuestos tiene una pequeña mención cuando se describen las Transferencias de Capital: "Adicionalmente, se asistirá financieramente a la provincia de Mendoza para la construcción del dique Portezuelo del Viento, el cual será utilizado para riego y para potenciar la generación de las centrales hidroeléctricas de El Nihuil".

Los referentes del CEM también mostraron su preocupación por el cumplimiento del actual régimen de coparticipación. Según la ley que estableció su implementación, la Nación se comprometía a enviar a las provincias al menos el equivalente al 34% de los ingresos tributarios por todo concepto. Pero luego la Nación cambió la composición de sus ingresos aumentando los correspondientes a derechos de exportación (no coparticipables) y a impuestos con alícuotas diferentes (Impuesto al Cheque).

Como consecuencia, afirmaron, "ese piso porcentual no se cumple desde marzo de 2002. De allí que desde esa fecha hasta setiembre de 2009, Mendoza dejó de percibir $1.669 millones. Ésta es la deuda que no se está reclamando cuando la Provincia está inmersa en una situación deficitaria en sus cuentas públicas".

Desde la reforma de la Constitución de 1994 el petróleo es propiedad de las provincias. Sin embargo, la Nación limitó con una resolución el precio de venta y la diferencia con el valor de mercado es un costo que asume Mendoza, sin reclamar las regalías que le corresponden.

Al mismo tiempo, desde la entidad empresarial destacaron que hay que considerar que los mendocinos pagan más caro los combustibles a pesar de tener la refinería en Luján de Cuyo. Esto porque se calcula teniendo en cuenta el precio de Buenos Aires más el flete.

Toda una nómina de desequilibrios económicos que hacen mella en el crecimiento de la provincia tanto en el corto como en el largo plazo.

Comentá la nota