Empresarios de medios repudiaron a Urtubey por avalar un canal clandestino

Las asociaciones de radios, diarios, revistas, televisoras y empresas de cable de Argentina, agrupadas en la Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes (CEMCI), repudiaron que funcionarios del gobierno provincial, encabezado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, se expongan públicamente "a través de medios que carecen de licencia provista por autoridad competente para operar".
Así lo indica la solicitada publicada en el diario El Tribuno del viernes pasado, en la que los titulares de la entidad expresaron que "resulta curioso que Canal 9 de Salta tenga acceso para realizar entrevistas a las autoridades políticas de la provincia mencionada, cuando el mismo ha sido denunciado por clandestino ante el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), por la Asociación de Teledifusoras Argentinas -ATA-, el pasado 8 de junio de 2009 mediante actuación Nº 10284". Para los miembros de la CEMCI, esto implica un aval y una violación a las normas vigentes.

Aunque Nuevo Diario quiso obtener más declaraciones respecto al tema por parte de la Comisión, desde ATA, la entidad que estaba más envuelta en esta denuncia, se indicó que no se iban a realizar entrevistas "porque entienden que está claro lo que se puso en el comunicado", indicaron subalternos de la entidad.

Por su parte, Cecilia Allemand, conductora de uno de los programas den Canal que emite sin autorización del COMFER, se quejó del repudio del CEMCI, sosteniendo que la entidad a cargo de autorizar las frecuencias en la Argentina "decidió después que el Canal se encontraba en condiciones de seguir transmitiendo", algo que al menos, las autoridades del COMFER negaron. Incluso, según fuentes del COMFER, se apeló la medida cautelar por la que el juez Federal Nº 1, Leonardo Bavio, autorizó las emisiones del Canal.

Allemand agregó (según lo indicado en el sitio Informate Salta), que el "ataque" contra el nuevo canal de aire defendido por el referente de Multivisión, Javier Ma-tus, le resultaba bastante extraño y que claramente había "cierta saña", en ello. Acusó también a la CEMCI, de "coartar la libertad de prensa".

Funcionarios y publicidad oficial

El primero en repudiar públicamente las actitudes de Urtubey al presentarse en el Canal de Matus fue Román Salva, quien querelló al empresario mediático por estafa y falsedad ideológica, delitos por los que pesa una condena ya confirmada sobre el referente de Multivisión.

Esta situación sería en principio un obstáculo para que Matus acceda a cualquier frecuencia de radio o televisión según la reglamentación vigente.

A ello se agrega que, para tener acceso a la explotación de un canal de aire se debe convocar primero a una licitación, lo cual en este caso no ocurrió.

A pesar de estos antecedentes, el mandatario salteño escudó su presencia exclusiva en programas del Canal en la "libertad de expresión", agregando que el asiste a todos los medios que lo requieren.

En el medio, existiría una "pelea" entre el empresario que supo ser el secretario de Prensa de Juan Carlos Romero y el grupo Horizontes, que pertenece a la familia del ex gobernador salteño.

Se presume que esos alejamientos, cuyas razones poco se conocen, abonan el terreno del que surgen los repudios al aval oficial al Canal de Matus. Extraoficialmente se supo que el empresario habría señalado en la delegación salteña del COMFER que contaba con el aval del Gobierno para que su canal funcione.

La presencia de los funcionarios salteños en el cuestionado canal y la transmisión de publicidad oficial del gobierno provincial, sostienen por ahora ese aval.

Comentá la nota