Empresarios locales se unen para impulsar políticas estratégicas

Liderada por una decena de empresarios que representan a distintas cámaras sectoriales y entidades de segundo grado de Mendoza, la proyectada UEEM (Unión de Entidades Empresariales de Mendoza) empieza a tomar forma y su presentación está cada vez más cerca.

Es que, de acuerdo a sus impulsores, la futura confederación en cuyo proceso de formación están encolumnadas más de 30 asociaciones de toda la provincia tendría definido su estatuto en el mes de noviembre, para avanzar en su acta constitutiva antes de fin de año.

Así quedó definido en la última reunión organizativa del 25 de setiembre. Por ahora, las organizaciones nucleadas están abocadas a armonizar sus estatutos en uno común, y según se convino la idea es tener lista el acta constitutiva para diciembre.

Planteada prácticamente como una inédita federación multisectorial, se propone como objetivo general "ayudar al empresariado, al Gobierno y a la ciudadanía con propuestas económicas, sociales y políticas". Así lo sintetizó el empresario del transporte Mario Badaloni, uno de los que promueven su conformación y la fogonean junto al titular del Consejo Empresario Mendocino (CEM), Carlos Ostropolsky, entre otros.

Ante la inevitable asociación con el pasado, Badaloni se encargó de aclarar que "es un concepto mucho más abarcativo que la Agenda de los Mendocinos. El espíritu es que no quede nadie afuera y que las decisiones sean votadas y resulten por consenso. Además, cada entidad asociada mantiene su independencia, lo que significa mantener el tratamiento de temas por separado y evitar la superposición".

En realidad, el germen de la UEEM se sembró hace casi un año, aunque creció rápidamente en los últimos meses. Si bien la iniciativa fue del CEM, en el grupo fundacional aparecen nombres de distintos sectores, como el de Jorge Panella (Cámara de la Construcción), Mariano Santos (Cafim), Adolfo Brennan (Cecitys), Jorge Rubio (Cámara de Comercio y Agricultura de Alvear), Adolfo Trípodi (Federación Económica de Mendoza) y Horacio Meli (Cámara de Agricultura, Comercio e Industria de Tupungato).

Por ahora, en líneas generales, hay coincidencia entre los participantes acerca de la necesidad de priorizar aspectos estratégicos y estructurales de la provincia (promoción industrial, coparticipación, reforma política, inseguridad, educación), por encima de los intereses sectoriales. Lo cierto es que por estos días se trata de uniformar las reglas que la guiarán.

Para la mayoría es una propuesta superadora. Sin embargo, otros la ven a futuro como una especie de "mesa de enlace" permanente ante el Gobierno provincial. "Coincidimos en que se necesita representatividad. Por eso es bueno unificar un discurso y lograr un aporte sindical desde el empresariado. Lo difícil es conciliar intereses distintos, llegar al necesario "afecto societatis", opinó Marcos Zandomeni, de la FEM.

Probable agenda temática

Como si fuera un anticipo de los planteos que vendrán, el CEM difundió ayer un comunicado en el que, además de la promoción industrial (ver página 4), desglosa una crítica sin concesiones sobre res temas estratégicos históricamente postergados para Mendoza: la obra de Portezuelo del Viento en el presupuesto nacional, la pérdida de terreno en materia de coparticipación federal, y la deuda por regalías petroleras.

"La Nación se comprometía a enviar a las provincias al menos el 34% de los ingresos tributarios. Con el cambio en su composición, aumentando los Derechos de Exportación (no coparticipables) e impuestos con alícuotas diferentes (impuesto al cheque) el "piso" no se cumple desde marzo de 2002. De allí que hasta setiembre de 2009, Mendoza dejó de percibir $ 1.669 millones, un perjuicio que no se está reclamando cuando la Provincia está inmersa en situación deficitaria de sus cuentas".

Y le apunta a las inequidades en los combustibles. "Se limitó el precio de venta y la diferencia con el valor de mercado es un costo que asume Mendoza sin reclamar regalías que corresponden. Pagamos el precio de los combustibles más caro a pesar de tener la Refinería aquí, ya que se calcula a partir de Buenos Aires más flete".

Comentá la nota