Empresarios locales recibieron con cautela el llamado de Cristina

Como "positiva" juzgaron algunos empresarios de Mendoza la convocatoria al diálogo sobre los grandes temas del país que el 9 de julio lanzó la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.
Los dirigentes valoraron el cambio de actitud del Gobierno, pero advirtieron acerca de que el convite no termine siendo un diálogo de sordos.

El presidente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), José Zuccardi, reconoció que las autoridades han mantenido conversaciones con el sector bodeguero. Indicó que, a través de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), la presidenta de la Nación mantuvo reuniones en los últimos meses, donde se plantearon las devoluciones por los impuestos a las exportaciones, el crédito para la integración de productores y las posibilidades de promoción. Indicó que hay que darles continuidad a las acciones.

Sostuvo Zuccardi que en materia de políticas económicas al país le "hace falta consenso para incentivar la inversión nacional y el desarrollo del aparato productivo".

Santiago Debé, vicepresidente de la Federación Inmobiliaria de la Argentina, manifestó que, " ante una campaña política deslucida, tan huérfana de ideas y llena de lugares comunes", es bueno que se salga a dar aportes concretos sobre cómo resolver los problemas. Sostuvo que la oposición " hizo prácticamente terrorismo económico en un contexto que no ayuda en nada a la recuperación del país".

Ahora –agregó– está la posibilidad de planificar acerca de inseguridad, educación y salud, que son los temas que más preocupan. "Esperemos que sea una convocatoria sincera , que no sea más que un maquillaje", dijo Debé.

Por su parte, Jorge Panella, titular de la filial Mendoza de la Cámara Argentina de la Construcción, descreyó que se vaya a llamar a los dirigentes provinciales, "porque nunca se ha hecho". De cualquier forma, "la convocatoria es un cambio importante de la actitud del Gobierno". Opinó que la Presidenta debería tener un contacto directo con las economías regionales para resolver los temas que hacen a las provincias.

El titular de la Federación Económica de Mendoza (FEM), Antonio Trípodi, dijo que vio con " satisfacción" el llamado de Cristina. "Pero sobre esto habrá que ver los hechos, que no sea sólo pura declamación", dijo. "Es esperanzador que luego del revés electoral se abra el diálogo, para evitar lo que pasó con el campo. El conflicto tuvo parado al país seis meses, y todo por incomprensión mutua. Hay que sentarse a dialogar y ver cómo se ayuda".

Entre los puntos básicos a debatir, indicó que "está el discutir económicamente cómo se van a sincerar todos los subsidios cruzados". Manifestó que por este asunto "Mendoza termina pagando 10% más caros que Buenos Aires los combustibles".

José Poquet, presidente de la UCIM, manifestó que "es bueno" el llamado presidencial, siempre que no se transforme en un monólogo. Estimó que, a nivel provincias, el diálogo será a través de los legisladores. "Los de Mendoza deberán reclamar por la coparticipación y montos que le corresponden a la Provincia, como el Impuesto al Cheque, ya que perdemos millones de pesos que hacen falta para el agro, la industria y hasta sueldos de gobierno", dijo.

Comentá la nota