Empresarios locales insisten con la baja del turismo

El presidente de Emprotur, el empresario Héctor Barberis, reiteró a la agencia APP, que hay una fuerte caída del turismo brasileño y nacional, y que sólo hay expectativa en recuperar el segmento estudiantil a partir de agosto, aunque ya existen serios cuestionamientos al eventual levantamiento de la veda sanitaria. Otro empresario comparó la crisis con la del hantavirus, a fines del siglo pasado.
Héctor Barberis, presidente del Ente Mixto de Promoción Turística de Bariloche, informó que por la implicancia negativa de la Gripe A en el turismo regional "estamos con una ocupación cercana al 30 por ciento", cuando "tendríamos que estar en un piso del 85%" de acuerdo a otras temporadas. Dijo a la agencia APP que en el turismo de Brasil "hay una caída muy importante, del 70%", y eso "no se puede recuperar". En cuanto al segmento estudiantil, explicó que "si todo va bien lo podemos recuperar" a partir de agosto.

Indicó Barberis que "todo el mundo sabe lo que es la temporada de invierno para un centro vacacional y la expectativas instaladas eran importantes en cuanto a la afluencia de turistas, pero esto de la Gripe A nos ha posicionado realmente de manera complicada".

Señaló que "en invierno trabajamos tres segmentos de la industria, el segmento del turismo joven, el segmento del turismo de Brasil y el segmento del turismo nacional, con lo cual lográbamos una ocupación importante entre principios de julio y mitad de agosto, para después entrar en la meseta de la primavera esperando la temporada de verano".

Informó a la agencia APP que "al día de hoy, producto de esta situación donde la Gripe A es tapa de todos los medios, el segmento del turismo joven lo hemos logrado correr para que entre a principios de agosto y si todo va bien lo podemos recuperar; en el segmento del Brasil hay una caída muy importante, del 70%, y no hay capacidad de recuperarlo porque vienen a buscar nieve, y el turismo nacional también bajó sensiblemente porque la familia argentina decidió no vacacionar y quedarse en su casa".

De acuerdo a otros testimonios, para el hotelero Hugo de Barba, "el impacto económico es muy fuerte, como mínimo parecido a la época del hantavirus" y Paula Gómez, gerente de Catedral Alta Patagonia, concesionaria de los medios de elevación del cerro, indicó que "el centro de esquí ya perdió mucho y eso no se recupera".

Comentá la nota