Los empresarios locales se defienden: “Luchamos hasta el último momento”

Los titulares de las compañías Micro Sur y San Martín le respondieron a los concejales que aseguraron que “no hicieron el esfuerzo necesario” para adjudicarse los combos de líneas para el nuevo modelo prestacional del transporte público.
“Me da bronca que digan eso, porque demuestran la ignorancia con la que manejan el tema”, se quejó José Vidal, uno de los propietarios de la firma que actualmente explota la línea 502.

Asimismo, si bien reconoció que la definición “era previsible”, aseguró que se presentaron a la licitación por el apoyo que tuvieron en su momento de los usuarios, que presentaron 4 mil firmas para que la empresa continúe operando. “Se merecían un esfuerzo”, indicó.

Asimismo, cuestionó las opiniones de los ediles, al afirmar que tardan meses y meses en comprar una unidad y de golpe le pedían 44. “Habría que ver si esta gente administra aunque sea un kiosco”, disparó.

Finalmente, dijo que el proceso significó la transferencia de las líneas a una sola empresa (en obvia alusión al Grupo Plaza). “No creo que la situación vaya a mejorar con el nuevo sistema. Somos indiecitos que nos convencen con espejitos de colores”, sentenció.

Por su parte, Olga Pérez, propietaria de la otra firma que quedó relegada en la licitación, también respondió a los dichos de los concejales. “Pensábamos traer 22 colectivos y cada uno cuesta 300 mil pesos, ¿eso no es esfuerzo?”, se preguntó y agregó: “Hicimos lo mejor que pudimos, brindamos el mejor servicio que pudimos y luchamos hasta el último momento”.

Además, dijo que no tuvieron en cuenta el esfuerzo durante años de los empresarios locales.

Finalmente, Pérez hizo referencia a la actitud de la Corporación del Comercio. “Por momentos me sentí respaldada por ellos y por momentos, no, pero hay ocasiones en que las instituciones no pueden hacer nada”, concluyó.

Comentá la nota