Empresarios y líderes mundiales piden un capitalismo "ético"

Empresarios y líderes mundiales piden un capitalismo
El ex premier británico, Tony Blair, dijo que el sistema "no puede funcionar si no se basa en valores". Ejecutivos y jefes de Estado plantearon la misma idea. Bill Clinton atribuyó la crisis global a la política fiscal y de gasto del gobierno de Bush.
Ante las perspectivas de que este año registrará el crecimiento económico más bajo desde la Segunda Guerra Mundial, políticos y empresarios que asisten al Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, coincidieron ayer en que la refundación del capitalismo debe hacerse sobre una base ética compartida.

"El capitalismo no puede funcionar si no se basa en valores compartidos y justicia", advirtió el ex primer ministro británico Tony Blair durante la segunda jornada del encuentro en esta ciudad de los Alpes, que termina el domingo.

Blair admitió que "el sistema financiero falló". Y, aunque remarcó que el modelo de libre empresa sigue siendo vital, pidió una "globalización basada en valores".

La presidenta de la fábrica de bebidas y aperitivos PepsiCo, Indra Nooyi, mantuvo un discurso similar. Afirmó que "el capitalismo es bueno" y lamentó que "la noción de ganancias fuertes se impusiera a la moralidad y la ética".

El ex presidente estadounidense Bill Clinton, atribuyó los orígenes de la crisis a la política fiscal y de gasto público seguida por la administración de George W. Bush.

"Es verdad, la culpa de la crisis es estadounidense", admitió. "La casa está ahora en llamas y necesitamos apagarlas lo más rápido posible", señaló el ex mandatario, que aprovechó la ocasión para transmitir su apoyo al nuevo presidente, Barack Obama.

Clinton sostuvo que EE.UU. no puede salir de la crisis "sin el apoyo de China y otros países que dependen de los exportadores, que tienen liquidez". Por eso, sugirió que esas naciones deberían comprar deuda estadounidense para permitir que el país comience a salir de la crisis y que sus consumidores vuelvan a comprar.

"La gente seguirá haciendo dinero, pero no como en la década pasada. Y eso es bueno", agregó.

En respuesta a las advertencias contra el proteccionismo lanzadas por el premier ruso, Vladimir Putin el miércoles, durante la inauguración de este foro anual, Clinton se mostró "satisfecho de oír al primer ministro Putin salir en defensa de la libre empresa".

Por su parte, la representante del gobierno de Obama en Davos, Valerie Jarrett, llamó los países a unirse para hacer frente a la crisis económica y el terrorismo.

"Los desafíos que enfrentamos en el siglo XXI -terrorismo, proliferación nuclear, cambio climático, pobreza, búsqueda de la paz- son mundiales. Como las raíces de la actual crisis económica", dijo Jarrett, asistente presidencial de relaciones intergubernamentales.

En tanto, el presidente israelí, Shimon Peres, impulsó una ideología que "cree riqueza" en vez de propagarla. El ex líder laborista pidió además avances en educación y ciencias, incluyendo la investigación de energías alternativas.

Stephen Green, del banco HSBC, dijo que "ninguna serie de reglas podrá imponer el buen comportamiento". Y agregó: "Sin valores en las compañías, la regulación no hará el trabajo por nosotros".

También el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, instó a las empresas a unirse a una nueva fase de la responsabilidad social corporativa. Los desafíos actuales exigen "una nueva constelación de cooperación internacional entre los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, que trabajen juntos para lograr un bien global colectivo", juzgó.

Además, anunció que la ONU pedirá 613 millones de dólares para ayudar a los habitantes de la franja de Gaza afectados por la ofensiva israelí.

Comentá la nota