EMPRESARIOS Y GREMIOS CUESTIONAN LAS MEDIDAS DE LA UTA

Sea porque es poco para el gremio alternativo, o mucho para los empresarios, las conclusiones llevan a indicar que ninguno de estos sectores entienden las verdaderas intenciones del secretario general de la Unión Tranviarios del Automotor (UTA), Oscar Cruz, al convocar a una medida de fuerza que implique que a partir del martes los choferes trabajen "a reglamento".
"Es una medida insuficiente e intrascendente", dijo el titular de la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA), Pablo Medrano, al sostener que si bien son ciertas las denuncias que comenzó a realizar Cruz respecto de conductas de los empleadores, esto no comenzó ahora, sino que viene desde que comenzó a gestarse la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA).

Llama la atención que se convoque como medida el "trabajar a reglamento", lo cual siempre debería ocurrir y que de no ser así debería ser detectado en las inspecciones del Ministerio de Trabajo y de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT), y permanentemente denunciado por la UTA.

Pero "el (Cruz) siempre lo defendía (al sistema)", recordó Medrano al retrotraerse a las protestas que convocó la UTA frente a la Legislatura antes de que el Sistema sea aprobado, y que luego derivó en la participación de referentes del gremio oficial en la SAETA como en la AMT.

Indicó que las denuncias de que el 40% de los pasajeros no pagan el transporte y que la velocidad de los colectivos es de 60 kilómetros por hora lo único que hace Cruz es poner a los trabajadores "como unos inútiles".

"Son inhumanos los horarios", sostuvo el gremialista al indicar que aunque se elevan informes de las irregularidades y la AMT sanciona a las empresas, desde estas no se hace mas que cargar las culpas sobre los choferes que son los que sufren los recortes en sus salarios.

Para Medrano, en definitiva, las intenciones de Cruz apuntarían a justificar los aumentos de tarifas de colectivos propuestos por la SAETA, algo a lo cual afirmó, la UCRA se opondrá.

Y es que desde este gremio se entiende que los montos para absorber los incrementos en el transporte podrían extraerse de los onerosos subsidios que se otorgan a las transportistas. Un ejemplo que puso es que desde la SAETA se están pagando entre el 80% y el 90% de los sueldos de los trabajadores para cumplir con el actual convenio.

La visión empresarial

"Realmente no entendemos cual es el objetivo de Cruz", dijo por su parte el titular de la empresa Ale Hermanos, Raúl Ale, a Nuevo Diario.

Indicó que en el caso particular del "trabajo a reglamento", esto implicaría que los choferes tengan descansos de 15 minutos al llegar a base y viajen a 20 kilómetros por hora.

Sostuvo que en el primer caso, esa es una condición ajustada a la situación de Buenos Aires en donde las vueltas son de cuatro horas, mientras que en Salta al ser un tiempo mucho menor, el acuerdo "tácito" que hubo anteriormente con Cruz fue un descanso de 7 minutos.

"Nos preocupa que la metodología de la medida de fuerza nos impida cobrar por kilómetro", afirmó el empresario al ejemplificar que disponiendo que los colectivos circulen a 20 kilómetros por hora en lugar de 20 vueltas (por ejemplo), se van a dar 9. Y esto, seguramente va a implicar una baja importante en el pago que hace la SAETA a las prestatarias por kilómetro recorrido. Ante ello, Ale sostuvo que "no vamos a poder cumplir con las obligaciones que tenemos".

En cuanto al exceso de velocidad de los colectivos, dijo que no se "manda" a los choferes a exceder los límites de velocidad y que "hay una velocidad comercial para dar una vuelta que no excede los 25 kilómetros".

La realidad apunta a que según las obligaciones impuestas por la SAETA, las empresas deben cumplir con un horario y con frecuencias; hay controles estrictos; el desorden del tránsito influye en la falta de cumplimiento, y los excesos de velocidad parecen no ser mas que el resultado de trabajadores que de no cumplir con las frecuencias y los horarios, son multados.

Frente a este planteo, Ale respondió que se hicieron diferentes reclamos a la SAETA y es por ello que se discute el ordenamiento del tránsito.

Agregó que como si Cruz y Medrano dicen, existen situaciones en las empresas que son irregulares, "tienen las armas necesarias", para hacer las denuncias y revertir la situación.

Comentá la nota