Empresarios y funcionarios apuestan al federalismo en la Región Norte Grande

Se realizó esta noche la reunión de la Confederación Empresarial del Nordeste Argentino (CENEA), con la participación de referentes empresariales y funcionarios del gobierno provincial: el ministro de Obras y Servicios Públicos, Marcelo Falcione, el de Hacienda y Finanzas, Sergio Tressens y el secretario de Energía, Marcelo Gatti; en ese marco, todos coincidieron en la necesidad de apostar al federalismo en la Región Norte Grande para lograr la concreción de obras de infraestructura que desde años son postergadas por el gobierno nacional.
La sesión, que tuvo lugar en la sede de la Federación Económica de Corrientes (FEC), fue presidida por Ricardo Amado, titular de la CENEA, quien resaltó la necesidad de reconocer y ponerse a la altura de la realidad tras el previsible castigo que recibió en las urnas el gobierno nacional.

Amado aseguró que "la debacle de la Nación era de esperarse por los conflictos que tuvo con el campo, los irreales números del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y por privilegiar la confrontación antes que el diálogo".

El empresario dijo que "hay que saber escuchar al pueblo y por eso hay que exigirle a la presidenta que de cumplimiento de las medidas que ha anunciado y que aún no sean cumplido".

"La manera de actuar de la Nación ha divido al país en ciudadanos de primera y de segunda, nosotros la gente del norte siempre fuimos para ellos de segunda", consideró el titular del CENEA.

Pidió que las cuatro provincias del NEA confeccionen una agenda de temas por los cuales reclamar de manera incesante ante la Nación: "Hay que entender que este es un tiempo de cambios y que debemos todos los juntos pelear por intereses comunes", dijo.

En ese orden se mencionó obras que a mediano plazo dotarán de mayor competitividad a la producción de la región, tales como el segundo puente ferro-automotor sobre el río Paraná entre Chaco-Corrientes, el complejo multimodal de transferencia de cargas, el Gasoducto del Nordeste (GNEA) y la represa de Garabí.

Amado exhortó a mantener en alto las banderas del NEA para luchar contra sus carencias y defender a quienes viven en esta región, que son considerados ciudadanos de segunda categoría.

Especial énfasis se puso en impulsar la concreción de obras públicas que se consideran necesarias para fortalecer el desarrollo de la región y que están demoradas por parte del Gobierno nacional, responsable de la financiación.

Comentá la nota