Empresarios enojados por un contrato de San Carlos con Rodríguez Saá

Empresarios enojados por un contrato de San Carlos con Rodríguez Saá
Es para pavimentar calles. Empresarios dicen que las obras “deben licitarse” y desconfían de los costos. Rodríguez Saá llega hoy.
Parece una simple inauguración de calles en un barrio, pero el gesto político es fuerte. El gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá habilitará hoy en San Carlos una obra pública construida por la empresa estatal de esa provincia y tanto el Gobierno como los empresarios de Mendoza se quejan por el hecho.

En el Ejecutivo dejaron trascender que “institucionalmente” no corresponde pedir ayuda en otra provincia. Y desde la Cámara de la Construcción aseguran que las obras realizadas en el departamento del Valle de Uco deben ser licitadas y, por lo tanto, cuestionan la contratación directa de la empresa del gobierno puntano.

La llegada de Rodríguez Saá se da en el marco de la alianza construida con el intendente de San Carlos, Jorge Difonso, que se materializó con un curioso sistema de contratación de obra pública. Sin licitación de por medio, el intendente contrató a la empresa constructora que tiene el Estado de San Luis para pavimentar al menos tres barrios de Eugenio Bustos y la Villa Cabecera. Según Difonso, los costos se reducen a menos de la mitad.

Rodríguez Saá viene a hacer política, y por eso estará primero en la ciudad de Mendoza y luego viajará a San Carlos. A las 20 está previsto que dirija un discurso sobre “federalismo” y una hora después inaugurará la pavimentación del barrio Huayquerías, de Eugenio Bustos.

La intención es hacer pie en Mendoza con la obra pública como emblema.

“Si hay algo que todos destacan de San Luis es que la gente ve obras por todos lados. Y esa es la manera que tienen de entrar a la provincia con fines políticos”, dijo un allegado al tema.

Cuando se conoció la noticia, en el Gobierno hubo bronca por el desaire de Difonso al Ejecutivo provincial. Fue el ministro de Infraestructura Francisco Pérez el que se quejó ante el intendente.

Los empresarios de la construcción de Mendoza también se oponen, pero aclararon que no tienen nada “contra Rodríguez Saá” y su empresa, sino que no están de acuerdo con la forma de contratación instrumentada en San Carlos. “Lo que nosotros dijimos es que por más que es un ente oficial, las obras se tienen que licitar.

Legalmente creemos que tiene que ir a concurso público. Creemos que esta empresa debería competir con las firmas privadas. Es un problema legal, no estamos en contra de Rodríguez Saá. Perdemos trabajos, pero si fuera todo legal no habría problemas”, explicó Jorge Panella, presidente de la Cámara de la Construcción.

Además de cómo se contrata, los empresarios cuestionan los costos difundidos por San Carlos.

Según ellos, los precios son bajos porque “esas obras no son completas”. “No estamos de acuerdo con los precios, porque hay mil cosas que no se hacen en esas obras”, dijo Panella.

El contrato incluye 60 mil metros cuadrados de asfalto, con un valor de dos millones de pesos.

En las obras colabora también el Ejército. Allegados al intendente Difonso aseguraron que la repercusión del hecho trascendió lo esperado. Incluso aseguran que en los últimos días hubo otros intendentes mendocinos interesados en la metodología implementada. Allí mencionaron a algunos jefes comunales del Este.

La bronca del Gobierno provincial podría transformarse en hechos. Según aseguraron, hay algunos legisladores del oficialismo que investigan el tema para pedirle explicaciones a Difonso sobre cómo llegó la empresa de San Luis a su departamento.

Comentá la nota